19
Mar, Nov

Noticias Tecnológicas
Llegado hace apenas tres meses a la compañía, Chris Burke, nuevo director general para Europa de RIM, el fabricante de BlackBerry, se ha marcado como objetivo incrementar el negocio de la compañía en el Viejo Continente.


Burke, procedente del área tecnológica de Vodafone, conoce bien la dinámica de los operadores y del mercado de las telecomunicaciones. Considera que RIM “está en muy buena posición para servir comunicaciones móviles integradas a una amplia parte de la población”.

Con este objetivo, la empresa ha lanzado recientemente su primer terminal táctil, el BlackBerry Storm, con el que espera crecer más en el mercado de consumo, que supone el 40% de sus ingresos, y ganar peso en Europa, que apenas aporta el 20% del negocio del grupo, frente al 70% de EEUU.

En cualquier caso, Burke se muestra convencido de que “el gran éxito de RIM se basa en ofrecer a cada tipo de consumidor lo que quiere, pero dárselo directamente, no esperar a que vaya a buscarlo”. Por esta razón, la compañía empuja al tiempo terminales propios del mercado de gran consumo con otros más pensados para el entorno empresarial, como Bold y Curve, aunque el directivo ve la frontera de uso de estos equipos muy difuminada.


Modelo de negocio


Defiende Burke el modelo de negocio de BlackBerry, siempre con una suscripción del servicio de correo vinculado al terminal y comercializada por un operador, tras lo que recuerda que “RIM no es un fabricante de móviles, sino un prestador de servicios de comunicaciones, que siempre incluye el servidor que permite las aplicaciones y el terminal BlackBerry”.

Aunque la compañía ha entrado de lleno en las nuevas aplicaciones de Internet móvil, con sus versiones de todas las redes sociales y servicios de banda ancha, Burke cree que “el correo electrónico seguirá siendo por más años la aplicación estrella en los móviles”.

Sobre el mercado español, Burke asegura que “se nota que las empresas y los usuarios están muy preocupados por la crisis, y se muestran más a la defensiva que en otros mercados europeos”. La receta, según el directivo, pasa por “utilizar más las comunicaciones, en lugar de desplazarse en costosos viajes de avión; eso sí es una medida de ahorro”.

Fuente: Expansión – Marzo 9 de 2009
{mosgoogle}
{mxc}

Recomendados