07
Sáb, Dic

Noticias Tecnológicas
El plan de la firma para despedir a empleados estadounidenses, tras hacer labor de convencimiento para que se concedan más visas para trabajadores extranjeros, está generando resentimiento entre legisladores y empleados.


Hasta 5.000 empleados serán despedidos de Microsoft, que utiliza más visas para trabajadores invitados H1-B que ninguna otra compañía estadounidense. Algunos empleados y políticos dicen que Microsoft debería deshacerse de los extranjeros primero.

“Si despiden personas ¿piensan primero en Estados Unidos o piensan primero en el mundo?, dijo Chuck Grassley, senador republicano de Iowa, en una entrevista. Envió una carta al responsable ejecutivo de Microsoft, Steve Ballmer, un día después de que Microsoft anunció los recortes laborales el mes pasado, exigiendo a Ballmer que despidiera primero a los trabajadores con visa.

En el sector tecnológico, algunos de los mayores usuarios de visas H1-B están suprimiendo empleos, como Intel, International Business Machines y Hewlett-Packard. Los despidos en Microsoft, el mayor productor de software del mundo, se produjeron menos de un año después de que el presidente de la empresa, Bill Gates, hizo labor de convencimiento en el Congreso para conseguir una expansión del programa.

Incluso antes de que Microsoft anunciara los recortes, los primeros en la historia de la compañía, había comentarios en el blog de un trabajador anónimo de Microsoft que debatían acaloradamente el tema de deshacerse de los trabajadores invitados primero. El autor del blog Mini-Microsoft tuvo que censurar y luego bloquear por completo todos los argumentos sobre las visas luego de que el debate “se tornó muy hostil”.

Nuevas contrataciones
Microsoft contratará entre 2.000 a 3.000 trabajadores en los próximos 18 meses, lo que compensa los recortes laborales. Algunos de ellos ciertamente serán con visas H1-B, dijo Ginny Terzano, portavoz de la compañía con sede en Redmond, Washington. Se negó a hacer comentarios sobre cuántos de los trabajadores despedidos son extranjeros con visa. Los empleados despedidos de Microsoft no siempre son buenos candidatos para otros puestos, dijo.

“Si un ingeniero de General Motors es despedido, eso no lo califica para un puesto de trabajo como ingeniero en informática”, dijo Terzano. “Lo mismo ocurre con las personas que fueron despedidas de nuestra empresa”.
La situación económica y el creciente desempleo podrían dificultarles a las empresas de tecnología persuadir al Gobierno de que expanda el programa H1-B, diseñado para atraer trabajadores en áreas como ciencia y tecnología.

Desde que el número anual de visas H1-B emitidas cayó a 65.000 en 2004 en comparación con 195.000 en los años previos, el programa ha rebasado la cuota para cada año incluso antes de que el año comience. En 2008 el Gobierno alcanzó el número máximo de solicitudes una semana antes de que empezara a aceptarlas.

Fuente: La República Edición Impresa – Febrero 25 de 2009
{mosgoogle}
{mxc}

Recomendados