13
Vie, Dic

Noticias Tecnológicas
Barcelona es, desde ayer y hasta el jueves, el epicentro tecnológico del planeta. Durante estos cuatro días, más de 50.000 profesionales y cerca de 1.300 empresas de 183 países visitan la feria del MWC (Mobile World Congress), punto de encuentro de toda la industria de la telefonía móvil.

En esta edición se pueden destacar muchas cosas (los móviles de pantalla táctil, las tiendas de aplicaciones, e incluso la ecología de los nuevos modelos) pero la verdadera revolución se esconde en que —por primera vez desde hace mucho tiempo— seis importantes sistemas operativos móviles compiten denodadamente por enamorar al usuario con su facilidad de uso y sus potentes aplicaciones. Los contendientes son Symbian, Windows Mobile, Blackberry, Apple, Android y WebOS. El campo de batalla está abierto y mientras unos tratan de mantener con uñas y dientes su cuota de usuarios, otros van ganando terreno por los flancos y el resto van tentando con las nuevas generaciones.

El mercado español, con las dos grandes operadoras peleándose por ofrecer Android, es un buen ejemplo de la creciente importancia de los sistemas operativos móviles. Vodafone acaba de anunciar en Barcelona el desembarco europeo de un terminal HTC con el sistema operativo de Google (Android) en Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y España, donde saldrá a la venta a un precio de entre 19 y 199 euros y una tarifa plana de 12 euros. La semana pasada, Telefónica se adelantaba al anuncio de la operadora roja anunciando su propio HTC con Android, el primero en llegar a nuestro país. Muy parecidos, el Dream de Telefónica lleva teclado, mientras el Magic de Vodafone ofrece vídeo, una pantalla mayor y una batería de mayor duración. Pero su gran baza, Android, será la misma.


Android: cada vez más rápido y estable

La gran apuesta de Google por un sistema operativo de plataforma abierta y basado en Linux promete convertirse en una gran alternativa en el mercado, mirando de reojo al Windows Mobile. Pese a que ha tardado más de lo esperado en despegar, lo cierto es que la interacción de Android con las exitosas herramientas web de Google es muy destacable. La experiencia Google en ese tipo de móviles es mucho más intensa, pero se le reprocha que necesita disponer permanentemente de una conexión de datos para ser completamente funcional. En sus primeras versiones aún quedaban algunos flecos por arreglar, pero la versión vista en Barcelona es notablemente rápida y estable. Gran parte de su futuro éxito reside en que las aplicaciones accesorias que estén disponibles en el Android Market cubran las necesidades de sus potenciales usuarios.


Symbian: el móvil como página de inicio

El abanderado de Nokia intenta mantener el liderazgo de años anteriores gracias a su nueva versión, que integra algunos guiños hacia las pantallas táctiles pero que enfatiza en una pantalla de inicio completamente personalizable mediante widgets, en la que cada uno de los contactos no sólo es representado por un número de teléfono, sino que integra información mucho más personalizada (como la actualización de sus redes sociales, sus últimas fotos de Flickr, los RSS de su blog y, por su supuesto, su perfil de OVI). En esta línea Nokia ha presentado su nueva OVI Store, una tienda inteligente que te recomienda aplicaciones y contenidos en función de tus últimas compras y las de tus amigos o de tu localización geográfica. Más de 200 millones de terminales avalan su éxito en el pasado, pero tendrá que ponerse las pilas en el presente.


Windows Mobile: una lucha interna contra la lentitud

El mismísimo presidente de Microsoft, el siempre espectacular Steve Ballmer, ha estado en Barcelona para mostrar las bondades de la próxima versión del sistema operativo de los chicos de Redmond, el Windows Mobile 6.5. Si bien es cierto que gran cantidad de smartphones actuales están basados en esta plataforma, no es menos cierto que ha demostrado un excesivo consumo de recursos, una cierta limitación de aplicaciones dedicadas y sobre todo, una lentitud desesperante. Su integración con la plataforma Windows de sobremesa es sin duda lo mejor, y muchos de los modelos más sorprendentes de la feria lo integran como base, aunque su aspecto final sea una interfaz maquillada para resultar más atractivo. La nueva versión aún tardará unos meses, pero promete una mejor sincronización de datos multimedia en la Web y una tienda de aplicaciones llamada Windows MarketPlace.


Apple: el 'casus belli'

Pese a no estar oficialmente en el MWC, la densidad de iPhones por metro cuadrado es tan alta que basta con mirar a cualquier lado para ver a alguien utilizando este sistema operativo que, sin ser multitarea y siendo bastante restrictivo con las utilidades del hardware del teléfono, se ha llevado de calle a más de 17 millones de personas en un año y medio de vida. La sencillez de uso y su irresistible atractivo son, junto con la exitosa tienda de aplicaciones de Apple, la clave de este sistema operativo, con el que de un modo u otro todos quieren compararse (pero no que les comparen). Él ha sido la chispa que ha comenzado esta revolución, antes de la cual el mercado estaba plácidamente repartido entre 2 sistemas operativos. Demuestra sin duda que un equipo potente y repleto de opciones no tiene por qué ofrecer mejor experiencia de uso que uno sencillo pero bien concebido.


Blackberry: más atractiva, más multimedia

La canadiense RIM, creadora de las Blackberries, vive a medio camino entre el sueño del éxito de su adictivo cliente de correo electrónico y la pesadilla de las amenazas que suponen los nuevos terminales táctiles. Resulta difícil competir en esa liga cuando tu mejor baza reside en un completo teclado físico. Pese a ello, la evolución de su sistema operativo es ya un hecho y la nueva versión, la 4.6, no sólo es mucho más atractiva visualmente, sino que ofrece muchas más aplicaciones multimedia, un completo conjunto de herramientas ofimáticas y de navegación web, así como un montón de aplicaciones sociales y de 'streaming'. Es un sistema más cerrado en lo que a aplicaciones adicionales se refiere, pero ciertamente sus usuarios no parecen echar de menos nada importante. Por cierto: acaban de rebasar la barrera de 50 millones de terminales vendidos.


WebOS: renacer por un trozo del pastel

El resurgimiento del pionero de las PDAs, Palm, pasa por una completa renovación de sus terminales y de su sistema operativo. Ahora que parecen haber recuperado el rumbo a tiempo, han dejado ver con cuentagotas su prometedor terminal Pre y lo más importante, el correspondiente webOS. Lo cierto es que Pre es el mejor 'clon' del iPhone que se ha dejado ver hasta el momento y su sistema operativo es incluso mejor en cuestiones como la multitarea o la integración de sus aplicaciones con estándares abiertos del mercado. Un sistema eminentemente táctil capaz de reconocer acciones gestuales (pese a que incluye un completo teclado ocultable) y que no pone restricciones al hardware, en un tamaño más compacto. Lo más complicado será demostrar que puede hacer todo lo que promete mientras aún quede pastel por repartir.


Fuente: soitu.es
{mosgoogle}
{mxc}

 

Recomendados