22
Vie, Nov

Noticias Tecnológicas
Empresas chinas promueven desde esta semana sus productos en Cuba, atraídas por uno de los últimos mercados vírgenes de las telecomunicaciones y ayudadas por la buena sintonía entre los países de gobiernos comunistas.


Gigantes chinos como Huawei Technologies, ZTE Corporation o Potevio ocupan el centro de una Feria Informática abierta en La Habana.

"Cuba
es uno de los últimos mercados vírgenes de telecomunicaciones", dijo Eric Zhang, ejecutivo regional de ventas de ZTE.

"Estamos intentando penetrar este mercado. Aquí habrán grandes oportunidades por ejemplo en transmisión de datos y telefonía móvil", añadió.

C
hina es el segundo mayor socio comercial de Cuba después de Venezuela, con un intercambio de 2.278 millones de dólares en 2007.

Los empresarios chinos dijeron que la reciente liberación de la telefonía celular y la posibilidad de que el Gobierno levante en el futuro las restricciones para el acceso a internet aumentan el
atractivo del mercado cubano.

Según las autoridades cubanas hay unos 480.000 usuarios de teléfonos celulares, cuyo uso fue liberado hace casi un año.

El acceso a internet sigue restringido a funcionarios y académicos, pero las autoridades "no descartan" liberarlo a medida que aumente su capacidad de conexión.

"Podemos ofrecerle a Cuba acceso de banda ancha a internet para que los ciudadanos puedan conectarse", dijo una ejecutiva de Huawei, que opera en la isla desde hace unos años.

"Quizás el próximo año la gente pueda tener internet en sus casas", comentó.

Cuba tiene actualmente una de las menores tasas de conexión a internet de América Latina, con un 2,1 por ciento de su población en línea, según la Unión Internacional de Telecomunicaciones de Naciones Unidas.

El Gobierno culpa a su enemigo Estados Unidos, que le prohíbe conectarse a los cables de fibra óptica del Caribe y la obligan a usar un enlace satelital más caro y lento.

En los últimos años, China vendió a Cuba miles de millones de dólares en máquinas, autobuses, computadoras, electrodomésticos y todo tipo de bienes de consumo financiados con créditos blandos.

La creciente sintonía política entre ambos países debería agilizar también las cosas en el campo tecnológico, facilitando la transferencia de tecnología libre de aranceles.

ZTE, por ejemplo, intentará venderle a Cuba el estándar chino TD-SCDMA de telefonía celular 3G, una alternativa al GPRS occidental.

Fuente: AP – Febrero 14 de 2009
{mosgoogle}
{mxc}

Recomendados