fbpx
10
Lun, Ago

Noticias Tecnológicas
Más problemas para Telefónica en Brasil, el segundo mercado en importancia para la operadora después de España y uno de los que mayor potencial de crecimiento presenta para el grupo.


Apenas quince días después de una polémica decisión del regulador bursátil sobre la posición de dominio de la operadora, la Fiscalía del estado brasileño de Sao Paulo presentó ayer una denuncia contra la compañía que preside César Alierta por “deficiencias en los servicios prestados a los consumidores” durante los últimos cinco años.

En la demanda, la Fiscalía propone que Telefónica se haga cargo de una indemnización para que compense a los “millones de clientes afectados por los daños materiales y morales”, según Efe. El importe de la indemnización, calculado en 1.000 millones de reales (330 millones de euros) puede llegar hasta el 10% de la facturación de la empresa en los últimos cinco años en el estado de Sao Paulo. Según Ahorro Corporación, la cifra representa un 5% de los ingresos en Sao Paulo de Telefónica.


Quejas


Además de “falta de eficiencia” de los servicios de telefonía, televisión por cable y banda ancha, la Fiscalía también registró “violaciones de los derechos al consumidor”.


La Fiscalía
investiga también a TIM y a Claro, la operadora de móvil de Slim, por posibles deficiencias

Entre los problemas registrados, se encuentran interrupciones, carencias en la disponibilidad de los servicios, cobros indebidos y falta de atención para cancelar o modificar los contratos de usuario.


Telefónica no es la única investigada por las autoridades brasileñas.
La Fiscalía también ha abierto expediente a las empresas de móviles TIM y Claro, ante posibles deficiencias en los servicios de telefonía y en los centros de atención al cliente.

 

La denuncia está fundamentada en datos del organismo de defensa al consumidor de Sao Paulo y del regulador del sector, Anatel.

Desde Telefónica, aseguraron que el número total de quejas sobre los servicios a la operadora aumentó un 8,2% durante el último año, si bien las reclamaciones por motivos “fundamentados”, como averías, cortes del servicio o retrasos injustificados se redujeron un 17% durante el último año.

En cualquier caso, Telefónica no es la única operadora investigada por las autoridades brasileñas. La Fiscalía también ha abierto expediente a las empresas de móviles TIM y Claro, filial de Telmex, el gigante mexicano controlada por Carlos Slim, ante posibles deficiencias en los servicios de telefonía y en los centros de atención al cliente.

La iniciativa de la Fiscalía de Sao Paulo contra Telefónica se suma a la sorprendente decisión que el regulador bursátil brasileño, la Comissao de Valores Mobiliarios, tomó el pasado 24 de enero. Aquel día, la CNMV brasileña obligó a Telefónica y a sus socios italianos, con los que controla Telecom Italia, a lanzar una opa sobre el capital en manos de accionistas minoritarios de la filial brasileña de la operadora transalpina.

El argumento del regulador brasileño es que como Telco controla el grupo italiano, tiene “poder de control indirecto” sobre TIM Participaçoes, la filial brasileña del grupo. El problema para Telefónica es doble. Por un lado, se trata de realizar un nuevo desembolso económico, que se habría evaluado en una horquilla de entre 250 millones y 800 millones de euros. Por otro, podría obligar a Telefónica a vender su participación en Vivo, el líder del mercado móvil brasileño.

Fuente: Portafolio Edición Impresa – Febrero 6 de 2009
{mosgoogle}
{mxc}

Recomendados