fbpx
12
Mié, Ago

Noticias Tecnológicas
La empresa Cicsa Panamá, S.A., del magnate mexicano Carlos Slim, está sometida a una investigación por una querella que planteó una compañía panameña que la acusa de presunta reproducción ilícita o plagio en 2006 de sus planos, para ganar una licitación para construir una represa hidroeléctrica en la zona fronteriza con Costa Rica.


El Complejo Hidroeléctrico Progreso, S.A. demandó a la firma de Slim y a la estatal Autoridad de Servicios Públicos de Panamá (Asep) ante el Ministerio Público de ese país, porque supuestamente se apropiaron ilícitamente de los planos para que Cicsa ganara la licitación. Cicsa no se ha pronunciado públicamente sobre el lío judicial.

“Es un caso bastante técnico y complejo”, dijo el Fiscal Superior Especializado en Delito contra la Propiedad Intelectual, Ramiro Esquivel.

Cicsa, subsidiaria de Impulsora para el Desarrollo de América Latina (Ideal) —también de Slim— ganó en 2007 una licitación para construir, a un costo de 31.7 millones de dólares, los proyectos hidroeléctricos de Bajo Mina y Batún, en Chiriquí, al oeste del país, y generar unos 144 megavatios.

Esquivel explicó que la querellante alegó, al presentar el caso a finales de diciembre pasado, que en 2006 elaboró sus propios planos sobre la construcción de la presa y que los entregó a la Asep, durante el periodo previo al anuncio del ganador de la licitación. “El Complejo adujo que hizo sus planos, que son una creación intelectual, y que, sin su autorización, la Asep los entregó a Cicsa, que a su vez lo incluyó en su pliego y ganó la licitación. La querellante insistió en que hubo trabajo intelectual y demandó el pago por derechos de autor”.

“El Complejo reclamó que sus planos sirvieron de base para la oferta de Cicsa. Ya hemos notificado a las partes e iniciamos una investigación, para obtener los documentos correspondientes. En propiedad intelectual, todos los derechos son reservados y se requiere de autorización escrita para poder usar una obra”, afirmó.


La Fiscalía
recurrió a expertos universitarios para que efectúen peritajes de la documentación y verifiquen si los planos de una u otra empresa son idénticos, comentó. “Si se comprueba que hubo reproducción ilícita, la Fiscalía haría cargos, las partes presentarían sus alegatos y enviaríamos el caso a tribunales, con recomendaciones”, añadió, al precisar que la Fiscalía espera completar todo el proceso en cuatro meses.

Aparte de las hidroeléctricas, Slim ha invertido en otros sectores en el mercado panameño. El consorcio Cilsa Minera María, de México y Panamá y propiedad de Slim, ganó en 2007 una licitación por 25 millones de dólares para construir una de las fases para ampliar el Canal de Panamá y excava en seco más de 7.5 millones de metros cúbicos en suelo panameño.

Fuente: El Universal México – Enero 15 de 2009

{mosgoogle}

{mxc}

Recomendados