fbpx
26
Lun, Feb

Noticias Tecnológicas

Nokia reportó una contracción interanual de 16% en sus ventas del segundo trimestre en América Latina, en momentos en que la demanda de redes móviles se ralentiza.

Durante los primeros seis meses del año, la comercialización a nivel regional experimentó una caída de 8% a US$462 millones.

El principal hito trimestral del grupo finlandés ocurrió en India, donde las ventas crecieron 333%.

Nokia también registró un aumento de ingresos de 11% en Europa, mientras que el resto de unidades comerciales y geografías registraron descensos, especialmente Norteamérica, con un retroceso de 42%.

A nivel mundial, las ventas netas del 2T23 ascendieron a unos 1.970 millones de euros (US$2.190 millones), una disminución de 8%.

“El sólido crecimiento de las ventas netas en India estuvo relacionado con las redes móviles, ya que los despliegues de 5G siguieron aumentando en el segundo trimestre de 2013. La infraestructura de red también tuvo un fuerte avance, impulsado principalmente por las redes ópticas. El comportamiento de las ventas netas en Latinoamérica reflejó sobre todo un descenso de las redes móviles”, señaló la compañía en su informe financiero.

En 2022, Latinoamérica fue el segundo mercado de más rápido crecimiento para Nokia en términos de ventas.

Durante una conferencia trimestral con inversionistas, el CEO de la empresa, Pekka Lundmark, manifestó que, a pesar de la desaceleración, existen oportunidades en el despliegue de redes 5G en el espectro de banda media (rango de frecuencia de 1GHz a 6GHz), incluso en América Latina.

“Si observamos cómo se ha desplegado 5G en los emplazamientos de banda media de todo el mundo, excluida China, todavía vemos mucho potencial. Aproximadamente solo el 25 % de los sitios tienen desplegada 5G en banda media”, explicó Lundmark.

“Aunque los índices de penetración varían según la región, incluso en mercados como Norteamérica, donde ya se han realizado importantes despliegues, la región apenas alcanza el 55%. Otras regiones como Europa, Latinoamérica y Medio Oriente y África se encuentran aún en una fase muy inicial. Por tanto, todavía se necesitan cuantiosas inversiones en todo el mundo”, agregó.

En Latinoamérica, la tasa de penetración rondaría el 10%.

Lundmark afirmó que los escollos macroeconómicos, junto con la "asimilación de inventarios que afecta el gasto de los clientes", influyeron en la empresa durante el primer semestre y continuarían en el segundo, con mejoras secuenciales visibles en el cuarto trimestre.

Fuente: BNAmericas – Julio 26 de 2023 

Recomendados