fbpx
01
Vie, Mar

Noticias Tecnológicas

La empresa está realizando este proyecto revolucionario que se remonta a la era de Steve Jobs. Le contamos cómo funcionará.

El sistema de control de glucosa de Apple podría terminar integrándose a la línea de relojes inteligentes de la compañía.

El objetivo de este proyecto secreto, denominado E5, es medir la cantidad de glucosa en el cuerpo de una persona sin necesidad de pinchar la piel para extraer sangre. Tras alcanzar recientemente importantes hitos, la empresa cree que podría llegar a comercializar el sistema de control de la glucosa, según personas familiarizadas con el proyecto.

Si se perfecciona, este avance beneficiaría a los diabéticos y ayudaría a consolidar a Apple como una potencia en el cuidado de la salud. Agregar el sistema de monitoreo al Apple Watch, el objetivo final, también convertiría ese dispositivo en un artículo esencial para millones de diabéticos de todo el mundo.

Aún quedan años de trabajo por delante, pero la medida podría dar un vuelco a una industria multimillonaria. Aproximadamente uno de cada 10 estadounidenses padece diabetes y, por lo general, dependen de un dispositivo que pincha la piel para obtener una muestra de sangre. También hay parches de Dexcom Inc. y Abbott Laboratories que se insertan en la piel, pero deben cambiarse cada dos semanas.

¿Cómo funcionará el reloj?

Apple está adoptando un enfoque diferente, utilizando una tecnología de chip conocida como fotónica de silicio y un proceso de medición llamado espectroscopia de absorción óptica. 

El sistema utiliza láseres para emitir longitudes de onda de luz específicas en un área bajo la piel donde hay líquido intersticial (sustancias que se escapan de los capilares) que puede ser absorbido por la glucosa. A continuación, la luz se refleja en el sensor de forma que indica la concentración de glucosa. Luego, un algoritmo determina el nivel de glucosa en sangre de una persona.

Cientos de ingenieros trabajan en el proyecto en el marco del Grupo de Diseño Exploratorio de Apple (XDG), una iniciativa de la que hasta ahora no se había informado y que es similar a X, la división moonshot de Alphabet Inc. Se trata de una de las iniciativas más secretas de Apple. 

Incluso hay menos personas implicadas en ella que en el proyecto del automóvil autónomo de la empresa, supervisado por el Grupo de Proyectos Especiales, o en los auriculares de realidad mixta, desarrollados por su Grupo de Desarrollo Tecnológico.

Un portavoz de Apple, con sede en California, declinó de formular comentarios.

La empresa ha probado la tecnología de la glucosa en cientos de personas durante la última década. En ensayos con humanos, ha utilizado el sistema con personas que no saben si son diabéticas, así como con personas con prediabetes y diabetes de tipo dos. 

Ha comparado su propia tecnología con los análisis estándar de sangre extraída de las venas y las muestras tomadas mediante un pinchazo en la piel, lo que se conoce como sangre capilar.

El sistema de Apple, que lleva más de 12 años en desarrollo, ahora se considera que se encuentra en una etapa de prueba de concepto, según las personas, que pidieron no ser identificadas porque el proyecto es confidencial. La empresa cree que la tecnología es viable, pero debe reducirse a un tamaño más práctico.

Los ingenieros están trabajando para desarrollar un prototipo del tamaño de un iPhone que se puede sujetar al bíceps de una persona. Esto sería una reducción significativa de una versión anterior del sistema que se colocaba encima de una mesa.

Fuente: Bloomberg – Febrero 24 de 2023 

Recomendados