fbpx
22
Sáb, Jun

Noticias Tecnológicas

No tendría publicidad y las personas podrían publicar con mayor libertad sus opiniones.

Es oficial. La red social Twitter pertenece al multimillonario Elon Musk, quien la compró por un valor de $44.000 millones. Pero, a pesar de que este anuncio se hizo desde abril de este año, el negocio casi no se lleva a cabo por diferencias entre el multimillonario y la compañía.La intención de la transacción se hizo pública el pasado lunes 25 de abril por los accionistas y los organismos reguladores, pero luego Musk intentó retirarse, argumentando que los acuerdos pactados con Twitter no se estaban cumpliendo.

Sin embargo, la red social no aceptó este pronunciamiento y lo demandó. El juicio estaba pactado para llevarse a cabo en el mes de octubre, por lo que las negociaciones se reactivaron y el multimillonario volvió a aceptar los términos.Finalmente el negocio se llevó a cabo el viernes 28 de octubre y según el magnate, la compra se hace con el objetivo de garantizar la libertad de expresión en la influyente red del pájaro azul. "El pájaro es libre", escribió en su cuenta de Twitter.Ahora, se esperan varios cambios en la forma en que se modera el contenido. De acuerdo con la agencia de noticias Bloomberg, la visión de Elon Musk de quitar los límites de la moderación de contenido de Twitter si bien es elogiada por los absolutistas de la libertad de expresión, también deja a los usuarios habituales sujetos a abusos y a a los anunciantes en mayor riesgo de que los vinculen con esos contenidos controvertidos.

Inicialmente, hay que comentar es que Musk es un permanente usuario de Twitter, en su cuenta tiene más de 111 millones de seguidores y suele enviar muchos trinos sobre diferentes temas, además de interactuar con sus seguidores y con personalidades en la red.En abril, cuando se presentó la oferta aseguró que es la única persona capaz de transformar la plataforma en una "global de la libre expresión", algo “indispensable para la democracia”. Y dijo que la retiraría de la bolsa, cosa que ya cumplió ya que la red social salió de la bolsa de Nueva York. El discurso no ha cambiado y hace unos días se refirió al objetivo de la compra de Twitter. Musk aseguró que es "importante para el futuro de la civilización tener una plaza pública en línea donde una gran variedad de opiniones puedan debatirse de manera saludable, sin recurrir a la violencia".
"Dicho esto, Twitter obviamente no puede ser un lugar infernal abierto a todos, donde pueda decirse todo sin consecuencias", señaló también el magnate en un mensaje enviado a los anunciantes un día antes de la fecha límite para la operación de compra, determinada por la justicia.Estos serían otros cambios que llegarían a la 'app':

Más publicaciones

En cuanto a funcionalidades, una de sus ideas es motivar a los usuarios a que publiquen más y puso el ejemplo del cantante Justin Bieber, quien “tiene legiones de seguidores, pero rara vez sube algo (a Twitter)”.También, quiere eliminar los spams y los fraudes, y busca volver más transparente la moderación de contenidos, para que los tuits ya no sean "misteriosamente promovidos o degradados".Por otro lado, sugiere eliminar la publicidad, la principal fuente de ingresos de Twitter, y la posibilidad de otorgar marcas de cuentas verificadas a todos los que paguen por una suscripción premium, a 3 dólares mensuales.Finalmente, el botón de edición de tuits, algo en lo que ya se trabaja, sería una realidad total con Musk."Él es un hombre con tantos derechos y privilegios que no estoy segura de que el Twitter que tiene en mente sea una plataforma que en última instancia sirva a la mayoría de las personas que están en ella", dijo la analista de Creative Strategies, Carolina Milanesi.

Moderación de contenido

"Invertí en Twitter porque creo en su potencial para ser la plataforma para la libertad de expresión en todo el mundo, y creo que la libertad de expresión es un imperativo social para una democracia que funcione", escribió Musk en un mensaje a la junta directiva de Twitter cuando presentó su propuesta el 14 de abril.La adquisición por parte de Musk genera gran expectativa de que se puedan aflojar los mecanismos de moderación de contenido por parte de la plataforma. Los críticos creen que esto podría dar lugar a la proliferación de discursos de odio y contenido extremista prohibido por las reglas de la red social."La lógica de Musk es que los discursos deben ser libres para ser moderados en el mercado de las ideas", le comentó Christian Perrone, coordinador de derecho y tecnología del Instituto de Tecnología y Sociedad en Río de Janeiro, a la periodista Thais Carrança de BBC Brasil.

Mayor monetización

Un segundo cambio esperado es una mayor monetización del contenido, por ejemplo, con un mayor impulso para las publicaciones de pago por uso.Dado el entusiasmo del multimillonario sudafricano por las criptomonedas, los analistas estiman que también puede potenciarlas en la red social."Con el avance de la monetización, gana quien tiene más dinero. Es lo que está pasando, por ejemplo, en Facebook y YouTube", observa Amadeu.

Abriendo el algoritmo

Musk ha prometido abrir el algoritmo de Twitter, dando transparencia a la tecnología utilizada para personalizar el contenido que se muestra para cada usuario."Una de las cosas que creo que Twitter debería hacer es abrir su algoritmo de código abierto, y (si) hacen algún cambio en los tuits de las personas, ya sea que estén potenciados o no, esa acción debería ser evidente para que todos la vean, qué acción fue tomada, para que no haya manipulación tras bastidores, ya sea algorítmicamente o manualmente", defendió el empresario.Amadeu cree que una mayor transparencia del algoritmo es positiva, pero no suficiente. "Abrir el algoritmo significa que cualquier persona con habilidades técnicas, con conocimientos de ciencia de datos y estadística, podrá entender cómo funciona el algoritmo. Esto es bueno porque nos permitirá conocer el funcionamiento de manera efectiva, qué hace la plataforma con los datos que recibe. Es importante que la sociedad lo sepa", dice.Perrone, por su parte, piensa que esto puede ser un "arma de doble filo". "Esto genera una mayor claridad sobre cómo funcionan las cosas. Entendamos qué tipo de cosas se moderan, qué intervenciones se hacen, cómo se equilibra el proceso de moderación", señala.

Lucha contra los bots y verificación de perfiles

Otra bandera de Musk a la hora de comprar Twitter es reducir la actividad en la plataforma de perfiles automatizados, conocidos como bots.También propone ampliar la verificación de perfiles de personas reales. En el proceso de verificación, la red solicita documentos y datos para acreditar que una persona es ella misma, otorgando un sello azul a las páginas verificadas.Perrone señala, sin embargo, que hay complejidades en este proceso. "En primer lugar, es muy difícil definir qué es un bot", dice."Un segundo punto es que no todos los bots son malos por definición, hay bots que se usan de una manera súper positiva, para enviar información que de otro modo estaría restringida a un grupo muy pequeño de personas".Una mayor difusión del proceso de verificación de perfiles genera preocupaciones sobre la seguridad de los datos y la privacidad de los usuarios, quienes deberán entregar más información a la red social.

Fuente: El Tiempo – Octubre 31 de 2022

Recomendados