fbpx
26
Dom, May

Noticias Tecnológicas

Cientos de millones de personas utilizan WeChat a diario para reservar viajes, hacer reservas en restaurantes, consumir información, pedir comida, etc.

El magnate propietario de Tesla y Space X ambiciona con convertir la red social en una aplicación para todo al estilo de la plataforma china.

Pocos manejan el juego de las expectativas como Elon Musk. El martes, apenas unas horas después de retractarse y volver a poner a sobre la mesa la oferta de US$44.000 millones para comprar la red social Twitter, una operación de la que lleva intentando escapar desde hace meses, el empresario publicó un mensaje en la plataforma que de inmediato se llevó todos los focos.

"Comprar Twitter es un acelerador para la creación de X, la 'app' para todo", declaró el fundador de Tesla en un tuit. Musk no dio muchos más detalles más allá de este mensaje de apenas una línea pero, teniendo en cuenta los comentarios anteriores del multimillonario, esa X podría parecerse mucho a la superaplicación china WeChat.

El magnate sudafricano es un declarado admirador de la aplicación, propiedad de Tencent Holdings, la empresa más valiosa de China, que nació como una app de mensajería pero se ha transformado en una plataforma para todo usada por más de 1.000 millones de ciudadanos chinos.

Cientos de millones de personas utilizan WeChat a diario para reservar viajes, hacer reservas en restaurantes, consumir información, pedir comida o enviarse dinero entre ellos. Esto es posible gracias a una vibrante red de "miniprogramas" que se conectan directamente a la interfaz de WeChat. La economía de los miniprogramas tiene un valor aproximado de US$240.000 millones, según Bloomberg.

Desde el lanzamiento de su oferta original en abril, Musk ha dicho que comprar Twitter tiene más que ver con la preservación de la plataforma como un lugar abierto para la "libertad de expresión" que con ganar dinero. Sin embargo, durante el verano, Musk insinuó un plan mayor para Twitter: convertirlo en la columna vertebral de una superaplicación al estilo de WeChat que actúe como sistema operativo para la vida digital de las personas.

En la reunión anual de accionistas de Tesla, celebrada en agosto, Musk subrayó que utiliza mucho Twitter y que tiene ideas sobre cómo hacer que la plataforma sea "radicalmente mejor". Comparó sus ambiciones para Twitter con la visión que tenía para X.com, uno de los primeros bancos online que cofundó en 1999, en plena burbuja de las puntocom. Años más tarde esta empresa acabaría convirtiéndose en PayPal.

Según Financial Times, Musk presentó a principios de este año un documento dirigido a inversores en el que esbozaba su visión de Twitter, que incluía la incorporación de pagos al estilo de PayPal entre los usuarios y el recorte de la publicidad en favor del cobro de una suscripción a algunos usuarios.

Fuente: La República – Octubre 10 de 2022

Recomendados