fbpx
18
Jue, Jul

Noticias Tecnológicas

Las principales empresas de software y computación en la Nube occidentales han dejado de aceptar nuevos clientes y detener sus operaciones en Rusia como respuesta a la invasión en Ucrania.

Siguiendo la tendencia de las principales empresas de tecnología, los proveedores de software y computación en la Nube de origen estadounidense y europeo han comenzado a aislar a Rusia de sus servicios, con el fin de perjudicar la economía rusa y obligar al Kremlin a reconsiderar su “operación especial militar” en Ucrania.

El mercado de la Nube en Rusia creció rápidamente en los últimos dos años gracias a que la pandemia impulsó el comercio electrónico y la transición al teletrabajo. Los proveedores de Nube globales de origen estadounidense como Microsoft (17%), Amazon (14%) e IBM (10%) dominan la mayor cuota de mercado en Rusia, según las estimaciones de IDC para 2020 recuperadas por Reuters.

Sin embargo, Rusia también tiene sus propios proveedores de servicios en la Nube, como Yandex y Mail.ru, que son los dos más grandes en el país. En específico, Yandex Cloud (3%) ocupa el cuarto lugar con la mayor participación frente a cualquier otra empresa rusa.

De acuerdo con los analistas de IDC, la salida de las empresas de Nube occidentales obligará a las organizaciones rusas a buscar alternativas beneficiando enormemente a los proveedores locales, especialmente a Yandex, así como a los gigantes chinos como Alibaba, Tencent y Huawei.

Microsoft y Google ya han tomado medidas respecto a la crisis en Ucrania, suspendiendo sus productos, incluyendo Azure y Google Cloud, en Rusia.

Estas son otras de las empresas que están aislando aún más al Estado ruso, cortando el acceso a sus aplicaciones y servicios de computación en la Nube:

Amazon 

La compañía anunció en una entrada de blog que debido a los acontecimientos actuales en Rusia y Ucrania, ha tomado la decisión de “suspender el envío de productos minoristas a clientes con sede en Rusia y Bielorrusia”, y tampoco aceptará nuevos clientes de Amazon Web Services, ni vendedores externos de Amazon.

También dijo que suspenderá el acceso a Prime Video para los clientes rusos y no recibirá más pedidos del videojuego multijugador en línea desarrollado por Amazon Games, New World, que es el único título que la empresa vende directamente en Rusia.

Amazon dice que la medida tendrá poco impacto en sus operaciones, ya que a diferencia de otros proveedores de tecnología, la empresa “no tiene centros de datos, infraestructura ni oficinas en Rusia”, además de que ya tenía una política existente que lo obliga a no hacer negocios con el gobierno ruso.

Salesforce 

El gigante de software como servicio (SaaS) también anunció que desde la semana pasada comenzó a cancelar sus relaciones con clientes en Rusia en apoyo a la crisis en Ucrania. 

La empresa estadounidense también dijo que aunque no tiene oficinas ni empleados en la región, se comprometió a donar 2 millones de dólares iniciales para organizaciones humanitarias que trabajan en ayudar a los refugiados, con el fin de apoyar a sus empleados que tienen seres queridos en el país.

IBM

El Presidente y Director Ejecutivo de IBM, Arvind Krishna, anunció que el gigante tecnológico suspendió todos sus negocios en Rusia. 

Agregó que han desarrollado la herramienta IBMer Resource Finder Map, “que conecta al personal y contratistas ucranianos de IBM que huyen de su país, con colegas de IBM en la región inmediata de Europa Central y Oriental (CEE, en inglés) que pueden ofrecer asistencia, incluido alojamiento, transporte, comida y suministros, para ellos y sus familias”.

Además, la empresa dijo que donó medio millón de dólares a dos organizaciones que brindan apoyo crítico en la República Checa y Polonia.

Oracle

Oracle es otro de los gigantes estadounidense de software empresarial e infraestructura en la Nube que han expresado su solidaridad con el pueblo de Ucrania tras la invasión rusa del país.

En respuesta a la petición de apoyo del ministro de Transformación Digital de Ucrania, Oracle confirmó en Twitter que ya ha suspendido todas sus operaciones en la Federación Rusa. Sin embargo, la empresa no ha dado más comentarios al respecto.

Fuente: El Tiempo – Marzo 11 de 2022

Recomendados