fbpx
21
Jue, Oct

Noticias Tecnológicas

La pandemia permitió que el segmento de los pagos digitales y las billeteras virtuales explotara en la región. Las fintech vienen tomando la delantera desde hace rato. Pero los operadores móviles también tienen la oportunidad de sumar este negocio a su portafolio teniendo en cuenta su alcance y la necesidad de generar nuevos ingresos.

Es parte de lo que desarrolla Comviva, la plataforma de servicios para operadores de telecomunicaciones que, en Colombia, ya superó el 1,5 millón de billeteras móvil junto a Movii. La empresa india puso un pie en América Latina hace algo más de 10 años y hoy trabaja con los principales operadores que actúan en la región.

En diálogo con TeleSemana.com, Carlos Santamaria, head de ventas para las Américas en Comviva, planteó que el alcance y la información que tienen los operadores de telecomunicaciones pueden ser la fuente desde la cual generar nuevos ingresos.

¿Cómo está la región en términos de la colaboración entre telecomunicaciones y fintech?
Hoy pasa algo muy interesante y es que los bancos quieren ofrecer servicios digitales y las empresas de telecomunicaciones quieren dar servicios bancarios. Conocer muy bien a esos dos mundos permite ofrecer unos servicios muy interesantes. Todo el tema de pasarela de pagos permite tener un impacto social que ayuda a reducir la brecha digital y también la financiera. En nuestros países en desarrollo la falta de educación financiera y la falta de acceso al sistema financiero impactan mal.

¿Por qué hasta ahora sólo Tigo se concentró en ese negocio?
El caso de Tigo es particular. Los pagos móviles venían desarrollándose en África y en el sudeste asiático. Millicom tenía operaciones en ese continente y como allí fue exitoso decidieron traerlo a América latina. Se dieron cuenta de las ventajas que tenía. Lo implementaron en varios países y fueron pioneros. Otros operadores de telecomunicaciones se demoraron en hacerlo o, directamente, no avanzaron por temas regulatorios. Siempre ha sido difícil. Pero con la pandemia volvieron a verse las ventajas de este desarrollo. El sistema bancario no está desarrollado en la región. El impacto financiero oscila entre el 30 y el 50 por ciento de la población, mientras la telefonía móvil alcanza al cien por ciento de la población. Eso permitió que los operadores móviles pudieran ofrecer servicios bancarios en pandemia. En definitiva, esto no se desarrolló antes porque los operadores no tenían la experiencia y porque la regulación siempre fue un obstáculo.

¿Es posible pensar en la evolución del segmento cuando la regulación tiene otro ritmo?
La pandemia ha sido un golpe muy fuerte pero también ha hecho que los gobiernos se den cuenta en casi todos los países de la región de las grandes ventajas que tiene recurrir a estas herramientas. Que Millicom haya decidido hace unas semanas instalar en Panamá un hub fintech habla de este cambio. O que en Colombia se esté impulsando la economía naranja, o que en Venezuela se haya creado un desarrollo tecnológico por lo difícil que es acceder al dinero físico por la cantidad de papel que implica. Y aquí aparecemos también nosotros con un caso superior que comenzamos en 2018 y con el que ya llegamos a 1,7 millón de usuarios. Probablemente al terminar el año sobrepasemos los dos millones de usuarios. La billetera virtual ha sido una herramienta maravillosa especialmente para los subsidios que los gobiernos han dado a las familias de más escasos recursos, porque las personas de menos ingresos no tienen una cuenta bancaria pero sí un celular.

¿Es posible que el mundo de las telco con el de la banca y fintech se asocien o desarrollen nuevos negocios? ¿O son las telco las que se tienen que lanzar a este mundo más allá de los bancos?
En Colombia hay coqueteos iniciales, hay unas sinergias muy importantes que se pueden hacer.  Especialmente en los acuerdos, en los desarrollos, en el trabajo porque se puede sacar lo mejor de los dos mundos. Movii hizo un acuerdo muy importante con Comviva que, hasta ahora es la mejor forma de unir el mundo bancario tradicional con el del dinero móvil, al incluir un acuerdo con Mastercard. Es la unión entre el mundo digital y el bancario tradicional.

¿Serán capaces las operadoras de telecomunicaciones de poder generar nuevos ingresos, y más con la llegada de 5G?
Ya hay varios países donde está definido Internet como servicio básico universal. Todo se comoditizó y hay que buscar nuevas alternativas de negocios. Estamos terminando la implementación de la plataforma de onboarding para AT&T en México para más de 20 millones de usuarios. Una de las razones por la que los bancos no les prestan plata a las personas es porque no tienen información, mientras que las operadoras de telecomunicaciones sí tienen esos datos, sólo que es necesario integrarlos. Y a través de algoritmos adecuados se puede saber cuál es la posibilidad financiera de las personas. Estamos trabajando con varios operadores en este tema, en lo que es impacto social y también lo que son pasarelas de pago y billeteras móviles, precisamente para que los operadores, que tienen la confianza de los usuarios, los conocen y puedan hacer todo el desarrollo financiero desde el celular.

¿Cómo impacta la situación económica de una región en la orientación de los servicios?
En los momentos difíciles es donde se ven las cosas más interesantes. Las compañías buscan reducir costos, o ser más masivos o brindar un capital humano que permita desarrollar el objetivo de la región. Las tecnologías digitales brindan oportunidades gigantes al crecimiento. Esa opción tecnológica ayuda a que las personas crezcan más y hayan muchas más oportunidades de trabajo.  En cuanto a la masificación, tener una penetración de más del cien por ciento en la tecnología móvil permite una estrategia mucho más enfocada. Esa masificación ayuda a los gobiernos a que sus políticas sociales tengan un impacto mucho mayor y se pueden asegurar de una mejor forma que el dinero realmente llegue a las personas que deben llegar. La educación y el acceso a los servicios financieros son las bases para mejorar la vida de todos los países. Y la mejor forma de salir adelante es con la tecnología porque brinda una herramienta muy fuerte para lograr estos objetivos de educación y acceso financiero.

Fuente: Telesemana – Agosto 18 de 2021

Recomendados