fbpx
10
Lun, May

Noticias Tecnológicas

América Móvil consiguió su mejor resultado operacional del primer trimestre en Colombia. Allí, su marca Claro reportó utilidades, un mejoramiento de su Ebitda y agregó clientes fijos y móviles, y de entre ellos, nuevos consumidores de internet, televisión de paga y de aplicaciones empresariales.

El crecimiento de AMX en Colombia se respaldaría también después de las previsiones del Banco Mundial respecto a que la economía local crecerá 5.5% en el año. Ilustración: Nayelly Tenorio.

Colombia fue el negocio con el mejor desempeño para América Móvil (AMX) durante el primer trimestre del año en todos los rubros y respecto a la propia operación de la compañía allí. En el periodo, Claro Colombia, la subsidiaria local, registró números positivos en sus ingresos totales y por venta de servicios y equipos; también en su Ebitda y su utilidad de operación, así como en la adición de nuevos consumidores fijos y móviles. Sólo en el consumo mensual o ARPU tuvo un pellizco mínimo.

América Móvil reportó ingresos de 248,186 millones de pesos al inicio de 2021 a nivel de grupo, 0.8% menos frente al primer trimestre de 2020. En el trimestre la compañía tuvo un Ebitda de 81,656 millones de pesos, una utilidad de 1,810 millones de pesos y agregó 6 millones de clientes entre todas sus operaciones, gracias a mejores desempeños por volumen en Brasil y México, y crecimientos orgánicos en Europa del Este, el Caribe y sobre todo, Colombia.

El crecimiento en Colombia se respaldaría también después de las previsiones del Banco Mundial respecto a que la economía local crecerá 5.5% en el año, en tanto que Brasil y México se expandirían 3.2 y 4.5% en 2021, respectivamente.

Entre enero y marzo del 2021, las adiciones netas móviles se triplicaron para Claro Colombia frente al resultado de un año antes, hasta atrapar 452,000 clientes y de ellos, un tercio fueron consumidores de pospago. En el segmento fijo de Claro Colombia, el negocio agregó 89,000 nuevos accesos de internet de banda ancha y 54,000 suscripciones de televisión de paga.

Claro Colombia levantó ingresos por 3.5 billones de pesos colombianos en el trimestre, alrededor de 930 millones de dólares y 9.8% más que un año atrás. Los ingresos celulares, incluidos aquí la venta de servicios y teléfonos, se incrementaron 5.7% y 16.2% subieron los ingresos por el negocio fijo. Estos números fueron contrarios a los datos de las operaciones en México y Brasil, que descendieron a distinto grado y también en relación a la operación de cada subsidiaria allí.

“En el segmento móvil, los ingresos por servicios aumentaron 4.4% y los ingresos de prepago crecieron más rápido. Por su parte, los ingresos por servicios de línea fija continuaron acelerándose a 13.7%, gracias al crecimiento de los ingresos de banda ancha que alcanzaron 21.7% y por los ingresos de TV de paga que aumentaron 12.1%”, contó la compañía en su reporte a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

El Ebitda de la compañía se situó en 1.5 billones de pesos y significó una cifra equivalente al 43.2% de los ingresos de toda la operación colombiana, un margen de veinte puntos sobre la marca ideal para empezar y continuar proyectos de inversión sin arriesgar el negocio.

Claro de América Móvil atribuyó este satisfactorio desempeño por la portabilidad numérica y el crecimiento de la cobertura celular 4G-LTE al 99% del territorio de Colombia, esto en el segmento móvil, y por la expansión de las redes de fibra en el negocio fijo.

Colombia es un negocio único para América Móvil y otras compañías de telecomunicaciones. El país, aunque ha modernizado su marco regulatorio en los últimos años, también tuvo en la lona a dos gigantes como AMX y Telefónica por un tema de devolución de infraestructura y recientemente vivió un escándalo en la subasta espectral por la compra de radiofrecuencias por parte de Wom. Adicional a ello, la participación del Estado colombiano en empresas del sector trastoca el desempeño del resto de actores y esto se refleja en el consumo, pero con todo ese ambiente, Claro Colombia entregó el mejor resultado a su matriz mexicana.

“Colombia es uno de los mercados más competidos, pero también de los más distorsionados en América Latina. Cuatro operadores móviles con infraestructura y muchos operadores móviles virtuales, y empresas públicas asociadas o compitiendo con las privadas. En Movistar, el 32% es del Estado colombiano y Une está asociado a Millicom. EmCali es pública también. Tiene además, el ARPU más bajo de América Latina: 4.30 dólares. Lo que quiere decir que casi no hay ingresos y muchos operadores. Es lo que hay que arreglar”, comentó Jorge Fernando Negrete, presidente de Digital Policy & Law Group.

Fuente: El Economista – Abril 30 de 2021

Recomendados