fbpx
04
Vie, Dic

Noticias Tecnológicas

Estas plataformas han tenido que diversificar su oferta, crecer en otros segmentos y avanzar mientras esperan la llegada de la nueva reglamentación.

El 22 de noviembre dejará de funcionar Uber Eats en Colombia y Uber continuará en el país con su modelo de transporte.

Al limitar la movilidad en las ciudades para frenar el avance del coronavirus, los aplicativos de movilidad se vieron en la necesidad de redirigir su negocio y abrirse nuevos espacios.

Así es como los domicilios, envíos, compras de supermercado y la inclusión de taxis en el portafolio se mostraron como nuevas oportunidades de seguir en la competencia.

Y el 22 de noviembre el panorama volverá a cambiar, por lo menos en Colombia, pues Uber, el pionero estadounidense que proporciona a sus clientes a nivel internacional vehículos de transporte con conductor, deja su negocio de domicilios y retorna solo la movilidad. No obstante, ahora ese mercado tiene otros competidores y espera nuevas reglas.

“El futuro de Uber en el país es prometedor. Cumplimos siete años en Colombia y  hay mucha confianza que tanto usuarios, como arrendatarios tienen en nosotros”, argumentaron.

Según sus cifras alrededor de 100.000 nuevos usuarios han utilizado Uber desde que empezó la pandemia y el 48% de los arrendatarios registrados volvió a la aplicación desde la reactivación del país.

“Seguimos comprometidos con las más de 600.000 personas que encontraron en la aplicación una opción para generar ganancias adicionales, apoyar a sus familias y con las más de 7,5 millones de personas que han confiado en nosotros desde el 2013 para movilizarse. Reforzamos nuestro compromiso para seguir innovando y desarrollando ciudades inteligentes, sostenibles y seguras”, agregaron.

Este año, durante la pandemia tuvieron el lanzamiento de Uber Flash, una opción para el envío de paquetes y la alianza con Cornershop, que permite hacer mercado desde la app.

El 31 de enero anunciaron que dejarían el país después de una resolución de la Superintendencia de Industria y Comercio, que le dio la razón a Cotech, una empresa de taxis que interpuso una demanda en su contra.

Esto llevó a que modificaran el modelo y empezaran a funcionar como alquiler, incluso el Gobierno buscó que se creara la regulación necesaria, pero el proyecto no ha avanzado.

“Colombia necesita una reglamentación moderna que considere los diferentes modelos de negocio y permita el acceso a oportunidades de generación de ganancias para las personas y ofrezca libertad de elección a los usuarios”, apuntó Uber

Mayor oferta

Manuel Torres, country manager de Cabify, explicó que el año se ha movido en dos fases: “la primera, sin duda, fue la de ‘quédate en casa’, pero si las personas debían salir, debían tener una opción segura y se trabajó en hacerla así. Instalamos de paneles divisorios a los carros, dotamos de protección a los conductores, hicimos parte del proyecto Covida de la Universidad de Los Andes y llevamos más de 1.200 pruebas a taxistas, hay hasta 3.000 disponibles y esto seguirá creciendo en el año”, dijo.

La segunda etapa se dio el primero de septiembre con el fin del aislamiento, “esto nos sirvió para estar disponibles para todas las peronas y llegar a poblaciones donde antes no estábamos, nos hemos rediseñado en vehículos privados y tenemos una estrategia muy agresiva de precios”, afirmó.

Torres enfatizó en que es importante que en la industria haya variedad en la oferta, porque si no quien pierde es el usuario.

Primer año

Carlos Contreras, Gerente de Relaciones Públicas de DiDi, habló del primer año de la compañía en el país, la llegada en la categoría de taxi a Medellín, Cali y Barranquilla, la habilitación de opciones como DiDiEcono y DiDiEntrega y la expansión a Perú.

“Hemos contribuido y apoyado a los que lo necesitan, con el programa de responsabilidad social empresarial, ayudamos a que socios de taxi movilizaran gratuitamente más de 11.000 profesionales de la salud en Bogotá, Medellín y Cali con una inversión de más de $400 millones”, dijo.

Así mismo expuso que tienen cerca de 1,5 millones de usuarios y 100.000 socios de carros particulares, “no hemos parado, nuestro plan es seguir creciendo, ofrecer más alternativas, llegar a nuevos mercados y generar más oportunidades. Hemos logrado cultivar una relación de valor con los usuarios y socios y hemos crecido mensualmente en promedio 30% en los taxi”, afirmó.

Efectividad

Para Beat, la pandemia se convirtió en la oportunidad de “hacer las cosas bien. Decidimos apagar la plataforma para cuidar de la salud y también generar ingresos con servicios como Beat Envío y Beat Envío Moto. Este nuevo servicio de mensajería se implementó en 20 ciudades de Latinoamérica, a junio de 2020 se habían enviado más de 9.500 paquetes, los cuales se tradujeron en ganancias totales por 1.393 millones de dólares para los conductores, solo en el primer mes de operación”, destacó Alejandro Arbeláez, gerente general de Beat en Colombia.

De igual forma la empresa apostó por Beat Lite, una alternativa más accesible y Beat Misión para trasladar a aquellas personas habilitadas por los decretos gubernamentales y locales.

“Si algo ha podido demostrar este sector, y Beat, es la capacidad de adaptación al entorno y conocimiento de las ciudades. Por ello pedimos al Gobierno y el Congreso que tenga en cuenta lo que podemos aportar en la reactivación económica”, puntualizó Arbeláez.

Fuente: Dinero – Octubre 26 de 2020

Recomendados