04
Sáb, Abr

Noticias Tecnológicas

Los datos son muy detallados y con estos se podrían identificar a los usuarios. El beneficio económico que las empresas obtienen a partir de los datos de los estadounidenses en línea sumó 76.000 billones de dólares en 2018, según Future Majority.

Hoy, en pleno día mundial de la seguridad de los datos, una investigación en conjunto de los portales PCMag y Motherboard, revelaron que Avast, la popular firma de ciberseguridad checa, habría vendido los datos detallados de búsqueda y de consumo de más de  100 millones de usuarios en el mundo a reconocidas empresas de mercadeo digital que podrían vincular estos con las identidades de los usuarios.

Según el informe, fue Jumpshot, una filial de la firma- adquirida en 2013-, la que se habría encargado de realizar todo el proceso de venta de los datos. Y, aunque desde hace algún tiempo se tenía conocimiento de que recopilaban datos y es una práctica legal y común, no se sabía el nivel de detalle que estos tenían.

Los datos serían tan granulares que, aunque no se conociera la dirección IP, ni el nombre del usuario, las empresas podían saber en qué minuto con qué segundo la persona dio clic en un objeto, agregó al carrito, hizo una búsqueda de unos tiquetes o de un regalo para su mamá.

Entonces, por ejemplo, si un usuario ingresaba a Amazon, en la plantilla de datos se presentaba el ID del dispositivo - una serie de letras y números para identificar la muestra-; la fecha: 28 de enero de 2020, la hora, el minuto y el segundo: 12:03:04; el dominio (en este caso sería Amazon.com); el producto: un iPhone 11 pro gris de 128 gb y al finalizar que dio agregar al carrito.

Siendo así, si esta misma empresa (Amazon) compraba estos datos era fácil reconocer quién fue el que compró un iPhone 11 pro gris de 128 Gb, el 28 de enero de 2020 a las 12:03:04, infiriendo la identidad de la persona.

Este no es el primer problema que afronta la firma en relación al tratamiento de los datos, de hecho, el año pasado, tanto Google Chrome, Mozilla Firefox y Opera, decidieron eliminar la extensión del antivirus de sus navegadores y así vetar la recolección de datos, el cuál representaría el 5 por ciento de los ingresos totales de Avast.

Pero, la firma como medida, creo nuevas políticas de seguridad centradas en los usuarios y en la no recopilación de datos.

Hace aproximadamente dos años, el CEO global de Avast confirmó que desde 2013, a través de Jumpshot, en efecto, se estaban vendiendo los paquetes de datos de los usuarios. Y fue enfático en que estos datos no eran personales y no comprometían la identidad del usuario; que solo eran datos de consumo.

En el momento, esta filial tiene contratos con algunas de las empresas de consumo más importantes del mundo como lo son Amazon, Google, Netflix y Walmart; además de otras importantes firmas con presencia mundial.

Según expertos, en muchas ocasiones en las que los productos son gratuitos o son desarrollos abiertos en los que los creadores no buscan ningún beneficio económico o todo lo contrario, si lo hacen, y están detrás de intereses como lo pueden ser los datos de los usuarios para poder monetizar.

Fuente: El Tiempo – Enero 30 de 2020

Recomendados