17
Dom, Nov

Tras 2 años de anunciarse, Virgin Mobile prepara su desembarco en Ecuador
Noticias Tecnológicas

Una publicación en la cuenta de Twitter del ministro de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información de Ecuador, Andrés Michelana, abrió nuevamente las puertas a que Virgin Mobile desembarque más temprano que tarde en el mercado móvil local. Se convertirá en el primer operador sin red propia del país, algo que estaba en carpeta desde hace al menos dos años.

“Luego de la reunión con Richard Branson, CEO del Grupo Virgin, el presidente Lenin Moreno me ha dispuesto que agilice la entrada al país de Virgin Mobile. Cumplimos así con otro hito de la Política Ecuador Digital: ¡Tener un país más conectado”, publicó Michelana. Su mensaje también fue compartido en la cuenta oficial del presidente. El encuentro se dio en el marco de la Asamblea número 74 de las Naciones Unidas.

Virgin Mobile recibió autorización para dar servicios como operador móvil virtual (MVNO) de Ecuador por parte de la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (Arcotel) a inicios de 2017 y por entonces se esperaraba que empiece a operar antes de que termine ese año. Por entonces, se hablaba de negociaciones con Telefónica para funcionar sobre su red, punto que ganaba sentido si se contemplaba que fue el socio elegido para todas las operaciones de la empresa en la región.

Pero el arribo nunca sucedió y se aplazó por tiempo indeterminado pero el momento parece próximo a llegar. No se conocen a ciencia cierta los motivos del aplazo pero sí hubo una serie de movimientos del operador en Latinoamérica que hablan de que su estrategia fue mutando, quizás por la conciencia de las dificultades que tienen los MVNOs para ser parte de los distintos mercados o quizás por características propias del mercado local.

Hoy Virgin Mobile tiene presencia en tres países de la región –Colombia, Chile y México– pero son siete los mercados que fueron parte del radar del MVNO con más clientes de Latinoamérica y que también es parte del podio en usuarios a escala mundial. El cuarto es justamente Ecuador, también tiene autorización pero nunca lanzó servicios en Argentina y en Brasil mientras que en Perú participó hasta que, por resultados por debajo de lo esperado, vendió su operación a Incacel.

Colombia es, sin duda, el caso más favorable para mostrar. Allí cuenta con algo más del cuatro por ciento de los usuarios totales registrados por el Ministerio de TIC. Se encuentra en la cuarta posición detrás de Claro, Movistar y Tigo. En Chile, en tanto, cuenta con algo más de 200.000 líneas, lo equivalente al 0,8 por ciento del mercado. Allí se ubica en sexto lugar, pues lo superan Entel, Movistar, Claro, WOM y también VTR.

En México, en tanto, hubo rumores de que Virgin abandonaría su operación en varias oportunidades. Allí tiene unos 271.675 usuarios que le alcanzan para ubicarse por encima en el listado de más de una docena de MVNOs locales pero por muy por debajo de Telcel, Movistar y AT&T. En 2018 la empresa tenía una participación de 0,23 por ciento frente al 0,55 por ciento de hace un año y el 0,8 por ciento de fines de 2016. A pesar de la caída constante en el número de usuarios, la compañía aseguró que seguirá operando enfocada en el segmento de jóvenes.

Sobre el mercado local, hoy hay tres operadores que brindan servicios móviles, que son los privados Claro y Movistar y la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), que se encuentra en el medio de las otras en cantidad de líneas. La composición no varió demasiado en el último tiempo, por lo que se podía hablar de un escenario similar al que se hubiera enfrentado si ingresaba al país hace dos años. La única modificación esperable en el corto plazo es que las operaciones de la estatal podrían ser concesionadas a una firma privada en 2020.

En este contexto, Virgin Mobile llega a Ecuador con la experiencia suficiente para saber que competir con operadores ya instalados no es la opción más conveniente para lograr objetivos. Deberá tener claras sus metas, apuntar a nichos concretos y contar con una estrategia contundente pero realista para hacerlas realidad. Tiene casos más exitosos, como el de Colombia, y otros olvidables, como el de Perú. El próximo desafío es Ecuador y, aún sin fecha cierta, pronto se podrán sacar las primeras conclusiones.

Fuente: Telesemana – Septiembre 26 de 2019

Recomendados