21
Mié, Ago

¿Quién escucha lo que hablas con Alexa?
Noticias Tecnológicas

Una investigación de Bloomberg revela que los empleados de Amazon analizan las conversaciones.

Un equipo de empleados de Amazon, distribuido en tres continentes, escucha transcribe, anota y analiza parte de las grabaciones de voz de los usuarios de Alexa, el asistente inteligente de voz del gigante tecnológico que viene instalado en los parlantes Echo. ¿El objetivo? “Mejorar la experiencia de los clientes, la comprensión y la respuesta a los comandos”. Así lo revela una investigación publicada por Bloomberg en la que se ilustra el testimonio de siete miembros de la compañía. 

Según la información de las fuentes, los empleados que escuchan las conversaciones  están ubicados en países como Estados Unidos, Costa Rica, India y Rumania, trabajan nueve horas al día y analizan hasta 1.000 clips de audio por turno.

Algunas veces tan solo recopilan expresiones o términos específicos como ‘Taylor Swift’ pero en otras ocasiones acceden a información que los propietarios de Echo seguramente preferirían mantener en privado: por ejemplo, la voz de una mujer cantando mientras se baña. Incluso han escuchado también grabaciones que encuentran perturbadoras. Por ejemplo, dos trabajadores dijeron que escucharon el momento en el que aparecer se estaba cometiendo un asalto sexual.

Los equipos utilizan salas de chat internas para compartir archivos cuando necesitan ayuda para analizar una palabra confusa o para aliviar el estrés ante situaciones que puedan afectarlos.

Sólo anotamos una pequeña muestra de grabaciones de voz de Alexa para mejorar la experiencia del cliente. Esta información nos ayuda a entrenar nuestros sistemas de reconocimiento de voz
En sus políticas de Marketing, Amazon no aclara explícitamente que haya personas que escuchen las conversaciones recogidas por Alexa. Sin embargo, en una declaración enviada a Bloomberg, la empresa admitió: "Sólo anotamos una pequeña muestra de grabaciones de voz de Alexa para mejorar la experiencia del cliente. Esta información nos ayuda a entrenar nuestros sistemas de reconocimiento de voz y comprensión del lenguaje natural, para que Alexa pueda entender mejor sus peticiones y garantizar que el servicio funcione bien para todos”. 

La compañía agregó que toda la “información es tratada con alta confidencialidad y que se utilizan autenticación multifactorial para restringir el acceso, encriptación de servicios y auditorías de control".

Escuchar las conversaciones de los usuarios parece ser una práctica común entre los fabricantes de altavoces inteligentes. El reporte de Bloomberg indica que Apple también cuenta con ayudantes humanos, que trabajan para evaluar si la interpretación de las solicitudes por parte de su asistente Siri concuerda con lo que dijo la persona. Según un libro blanco de seguridad de Apple, las grabaciones que revisan carecen de información personal identificable y se almacenan durante seis meses. Sin embargo, pueden ser conservados por periodos más largos para mejorar el reconocimiento de voz de Siri.

De acuerdo con Bloomberg, en Google también existen revisores que pueden acceder a algunos fragmentos de audio de su asistente para ayudar a entrenar y mejorar el producto. Sin embargo, las grabaciones no están asociadas con ninguna información personal identificable y el audio está distorsionado, según dice la empresa.

Y la ubicación también 

Bloomberg reveló que un equipo de Amazon que audita comandos de usuarios de Alexa también tiene acceso a los datos de ubicación y, en algunos casos, puede encontrar fácilmente la dirección particular de un cliente.

Si bien no hay indicios de que los empleados de Amazon con acceso a los datos hayan intentado rastrear usuarios, dos miembros del equipo de Alexa expresaron a Bloomberg su preocupación ante la posibilidad de que Amazon otorgue acceso demasiado amplio a información de los clientes lo que facilitaría la identificación del propietario de un dispositivo. 

En una declaración del 10 de abril en la que reconoció la existencia del programa de auditoria de Alexa, Amazon señalo que "los empleados no tienen acceso directo a información que pueda identificar a la persona o la cuenta como parte de este flujo de trabajo".

En un nuevo comunicado en respuesta a este articulo, Amazon afirmo que "el acceso a herramientas internas es altamente controlado y solo se otorga a un número limitado de empleados que requieren estas herramientas para capacitarse y mejorar el servicio al procesar una muestra extremadamente pequeña de interacciones. Nuestras políticas prohíben estrictamente el acceso o uso de datos de clientes por parte de empleados por cualquier otra razón y tenemos una política de tolerancia cero sobre el abuso de nuestros sistemas. Auditamos regularmente el acceso de empleados a herramientas internas y limitamos el acceso siempre que sea posible". 

Fuente: El Tiempo – Abril 30 de 2019

Recomendados