04
Sáb, Abr

Las TIC y el Desarrollo

Las sanciones del Gobierno obedecen a procesos administrativos por baja calidad en servicio celular. Operadores estarían siendo notificados de la decisión del MinTIC.

La oficina de vigilancia y control del Ministerio de las TIC reveló que, luego de investigaciones sobre la calidad de la prestación del servicio de comunicaciones móviles durante 2012 y 2013, decidió imponer unas fuertes multas contra los operadores Tigo, Movistar, Comcel (hoy Claro), Uff Móvil, Avantel y UNE.

Se conoció que en total son siete sanciones que suman 37.943 millones de pesos. De dicha cifra, Claro debería pagar $27.217 millones, producto de dos sanciones (una por $24.782 millones y otra de $2.435 millones).

Por su parte Tigo recibiría una multa de $6.253 millones y Movistar otra por $3.612 millones. Los operadores Avantel, Uff y UNE también habrían sido multados con cuantías menores por el mismo tema en investigaciones separadas.

El ministro de las TIC, Diego Molano Vega, confirmó que los procesos fueron adelantados por fallos de calidad durante los años 2012 y 2013, en especial en zonas rurales del país.

Voceros del Ministerio TIC afirmaron que se cumplieron con todos los requisitos de ley y se tendrán abiertos los recursos de reposición para que los operadores puedan argumentar sus razones.

Al revisar el sistema de información sobre la calidad del servicio celular que presta la Comisión de Regulación de Comunicaciones en internet, se observa, por ejemplo que en Leticia, en marzo de 2012, Movistar reportó un 5,1 por ciento de llamadas caídas, mientras que Tigo un 4,1 por ciento. A enero de 2015, ambos operadores han reducido este indicador a 1,0 por ciento y 0,2 por ciento respectivamente.

En Vaupés, en otro caso, para marzo de 2012 Comcel reportó un 18,9 por ciento de llamadas caídas. A enero de este año dicho porcentaje se observó en 1,1 por ciento. En ambos departamentos el porcentaje máximo de llamadas caídas permitido es del 6 por ciento.

Asomóvil se reportó

Los operadores agremiados en Asomóvil (Claro, Movistar y Tigo), aseguraron ejercerán su derecho a la defensa, sin embargo citaron que la sanción impuesta por el Gobierno corresponde a hechos del año 2012 y es emitida "tres años después de que se presentaran e implementaran planes de mejora ante la autoridad".

Finalmente, los tres operadores hicieron un llamado para que se resuelvan temas estructurales, que impiden el despliegue de infraestructura en el país y que afectan directamente la calidad del servicio, al tiempo que reiteraron su compromiso de realizar las inversiones necesarias en tecnología para satisfacer la creciente demanda de servicios por parte de los usuarios.

Fuente: www.eltiempo.comAbril 30 de 2015

Recomendados