02
Jue, Abr

Las TIC y el Desarrollo

El directivo sale de la Comisión de Regulación de Comunicaciones a pocos días de ser apartado de cualquier medida que tome la entidad sobre Claro (Comcel).

En una carta dirigida al Presidente de la República, el director ejecutivo de la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), Carlos Andrés Rebellón, renunció a su cargo argumentando motivos personales.

Sin embargo, esta determinación llega solo cuatro días después de que la Procuraduría General de la Nación fallara a favor de Claro una recusación interpuesta sobre Rebellón en enero pasado, en la que la compañía mexicana solicitaba que se retirara al ejecutivo de cualquier determinación o medida sobre esa empresa, pues trabajó para UNE EPM Telecomunicaciones.

Luego de nueve meses en los que la recusación pasó de la Procuraduría a la Superintendencia de Industria y Comercio, el Ministerio de las TIC y por último fue a parar nuevamente a la Procuraduría, Alejandro Ordóñez falló a favor de Claro (antes Comcel).

Dicha recusación tenía frenadas dos medidas regulatorias particulares sobre el mayor operador móvil del país: una, de cargos asimétricos, que según la CRC busca fomentar la competencia, y otra para imponer otro tipio de medidas particulares.

Así las cosas, luego de la renuncia de Rebellón, todos los procesos que estaban represados en la CRC podrán continuar y, de paso, dar más garantías a la subasta de espectro de cuarta generación, donde los aspirantes piden al unísono medidas para frenar la concentración de mercado en el sector de la telefonía móvil.

En declaraciones dadas en fechas pasadas, sobre la recusación de Claro, Rebellón dijo: “Sobre el particular, debo manifestarle enfáticamente que no hice pronunciamiento alguno ese sentido. En efecto, como lo he manifestado ante las autoridades competentes, cuando me desempeñé como asesor de UNE jamás emití un concepto en relación con la dominancia del operador Comcel; razón por la cual no existe fundamento legal ni ético que me impida conocer asuntos relacionados con dicho operador, como consecuencia de su posición en el mercado”, se permitió aclarar el ejecutivo en una comunicación escrita.

Fuente: La República/Portafolio – Septiembre 19 de 2012

Recomendados