02
Jue, Abr

Las TIC y el Desarrollo

El Ministerio de las TIC busca extender el registro de equipos hurtados a países vecinos como parte de los esfuerzos del Gobierno por acabar con el mercado negro. Se sospecha que delicuentes, mediante software, alteran los IMEI o número que identifica a cada celular.

En 2011 fueron hurtados en el país más de 1,5 millones de celulares, según datos del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

A la lista negra que los operadores tienen que construir por exigencia del Decreto 1630 de 2011, con las denuncias de robo, entraron 154.814 equipos solo en diciembre de 2011 (último mes del que se tienen registros). Este listado de celulares que no deberían ser activados por haber sido robados lo engrosaron, en promedio, 130 mil equipos cada mes en 2011.

En 2010, el promedio mensual fue superior a las 138 mil unidades, de acuerdo con la Asociación de Operadores Móviles en Colombia (Asomóvil).

Según el Ministerio de las TIC, solo el 21 por ciento de los usuarios de telefonía celular en el país cuenta con el subsidio de los planes pospago para la compra de smartphones, cuya adquisición representa una tendencia marcada en el país ante la creciente penetración de los servicios de voz y datos.

La búsqueda de precios más bajos en el mercado negro estaría incentivando en este orden el hurto de teléfonos celulares de alta gama. Como parte de los esfuerzos del Gobierno por acabar con los que denominó "celulares manchados de sangre", el ministro de las TIC, Diego Molano Vega, ha buscado extender el registro de equipos hurtados a los países vecinos. En noviembre de 2011 viajó a Quito para exponer esta problemática en el Foro Ecuador Digital.

Sin embargo, los delincuentes parecen haber encontrado una alternativa a la lista negra de los celulares robados. Y es que mediante un software especial, técnicos al servicio de la delincuencia consiguen alterar el número único de registro de cada teléfono celular, denominado IMEI. Al asignar al teléfono un código que no esté en el reporte de equipos robados, este puede volver a ser activado en el país o fuera de él.

"Sabemos, por las investigaciones que llevamos, que traen celulares de otros países y que de aquí sacan equipos robados", reveló el general José David Guzmán , comandante de Policía de la regional 6, con jurisdicción sobre Antioquia, Córdoba y Chocó.

"Cuando las empresas dejan inhabilitados estos equipos hurtados, los llevan a otros países y allí no tienen inconvenientes para comercializarlos y activarlos", agregó.

Persiguiendo mi celular
A Érika* le robaron su iPhone mientras estaba en su trabajo. Tan pronto como notó la falta del teléfono y valiéndose de que este tipo de tecnología cuenta con un sistema de ubicación satelital, comenzó a seguir desde la pantalla de su computador el recorrido de quien lo había tomado.

"Localizamos el equipo, cuando se quedó fijo. Un compañero de la oficina llamó a la Policía", relató. Dos uniformados atendieron el caso y siguiendo el mapa llegaron a una urbanización, donde ya fue imposible verificar quién tenía el equipo robado minutos antes.

"Era muy difícil, se trataba de una propiedad privada, con muchos apartamentos dónde buscar y sin ninguna prueba en contra de alguien en particular", admitió la afectada.

Según cuenta, un par de días después, quien tenía el equipo trató de comunicarse a su trabajo, pero ella no estaba allí. Cuando un compañero suyo pasó al teléfono, la persona colgó. Cuando descartó la posibilidad de que la volvieran a llamar, borró de manera remota la información del equipo y dio aviso a la compañía operadora para que lo inhabilitara.

Tratando de ubicar sus equipos robados y de paso a quienes los tienen, algunas de las víctimas revelan que les han pedido recompensas por devolverlos o se han burlado de ellos.

Las investigaciones
Siguiendo las pistas aportadas por los afectados con este delito a través de sus denuncias a las autoridades, investigadores de la Sijín de la Policía tienen los ojos puestos sobre el foco del comercio ilegal de celulares robados.

"Muchas veces, en el caso de los Blackberry, el mismo PIN es utilizado por los sujetos que hurtaron el móvil y hacen indicaciones a los contactos registrados en el mismo equipo", reveló un investigador policial.

"Hemos avanzado en contra de algunos comerciantes ilegales y pienso que a finales de este mes o a principios de junio estaremos dando resultados, porque vamos a llegar ya con órdenes fiscales", adelantó. La fuente admitió, no obstante, que también han encontrado buena respuesta de algunos comerciantes que han accedido a no comercializar más equipos usados.

En el mercado negro
Compra y venta de celulares, además del servicio de apertura de bandas, se anuncian en no pocas vitrinas de la zona donde las autoridades han ubicado la mayor concentración del comercio de equipos hurtados.

En uno de los locales, la persona que atiende enseña dummies (modelos de plástico para exhibición) de dos modelos de Blackberry. Ante la pregunta por los precios de ambos equipos nuevos o de segunda, responde que el más moderno de los dos, de referencia 9300, cuesta 470.000 pesos nuevo o 360.000 pesos usado.

En el caso del más económico, de referencia 8520, el costo es de 360.000 pesos nuevo pero se puede conseguir por 250.000 pesos de segunda. Y si el recateo tiene éxito, lo dejan en 240.000.

Según explica el vendedor, se trata de equipos procedentes de España, Estados Unidos y Venezuela, que nunca han sido reportados ni homologados en el país por las compañías operadoras.

-¿Pero usted me da los papeles en regla del equipo, por si me los piden?

-Usted lo lleva a cualquiera de los operadores y allá lo registra a su nombre -responde.

En un local contiguo, la vendedora sostiene que no tiene celulares de segunda porque tras ese comercio se esconde la posibilidad de que sean robados. Dice que la Policía advirtió sobre restricción a este comercio y que a partir de agosto los usuarios que compren teléfonos de segunda se van a encartar con ellos.

-La verdad, para qué le hago ese daño. Pero le doy en un buen precio uno nuevo.

En un tercer local al que apuntan las respuestas de los comerciantes sobre quién compra equipos de segunda, el vendedor, después de reparar el equipo tanto como la cara de quien lo lleva, ofrece 180.000 pesos por un Blackberry 8520. Tiene una condición: "Me trae fotocopia de la cédula y deja verificar que no esté reportado".

Medidas para evitar el problema

Desde hace un año, el Decreto 1630 de 2011 dicta que los operadores de telefonía celular deben cruzar sus bases de datos para identificar los equipos que deben ser inhabilitados por robo. La norma restringe además la venta de celulares usados. Producto de este decreto y los controles a la importación, la Policía Nacional registró en 2011 la incautación de 45.099 celulares en todo el país. Bogotá, Medellín y Cali, son en su orden las ciudades donde más se presenta esta problemática. En Medellín hay procesos que buscan la judicialización de los responsables.

En Facebook casos reportados

Sandra Acevedo Correa
Me robaron dos smarthphone. Ya estoy con un celular de 50 mil pesos que me sirve para llamar y recibir llamadas y ya. Cuando llegue el día de reposición compraré el smarthphone más barato que exista. Qué frustración con esos aparatos en un país tan inseguro.

Marcela Posada Vásquez
A mí se me perdió el celular en Bogotá, se reportó como robado en el mismo instante al operador, y oh sorpresa, un mes después el tipo que tiene mi PIN aceptó mi invitación, le informé que tenía un celular robado, pero como ya había llamado a insistir que bloquearan en su totalidad el BB, no pudimos continuar la conversación.

Luisa Fernanda Giraldo
A mí me robaron el celular en el Centro. Recuperarlo es muy difícil y una denuncia de Policía para lo único que sirve es para que el operador celular le otorgue de nuevo el mismo número.

Claves para no dejárselo tan fácil a los ladrones

1. El código IMEI se obtiene marcando *#06# Se debe suministrar al operador en caso de robo para que el equipo quede inhabilitado.

2. En www.imeicolombia.com.co se puede verificar si el IMEI aparece reportado en lo que se conoce como "Lista negra".

3. Por desgracia algunos técnicos expertos se prestan para alterar el IMEI mediante un software. Esto constituye otro delito.

Fuente: El Colombiano Edición Impresa – Mayo 31 de 2012

Recomendados