fbpx
25
Sáb, Jun

Para Ti

Con la llegada de iTunes y la apertura de tiendas nacionales en línea, comprar canciones vía web será mucho más fácil. Este diciembre podría pasar a la historia como el primero en el que Colombia entra de lleno en el negocio de la música digital, que ya tiene un mercado maduro en el mundo.

La descarga legal de canciones, que en el país ha caminado a paso de 'burrito sabanero', se sacudió en los últimos días con la apertura de una tienda digital de Prodiscos, el lanzamiento de la plataforma Sonora, de Terra, el miércoles pasado, y la llegada de la versión latina de iTunes Music Store, la mayor tienda de música del mundo.

Esta tienda, cuyo lanzamiento en Colombia fue realizado el 13 de diciembre, fue fundada en el 2003, como parte de la estrategia de posicionamiento del dispositivo iPod, y, literalmente, cambió el negocio de la música.

En ese momento, servicios como Napster, Limewire y otras redes de intercambio de contenidos estaban llevando a la tumba a las disqueras con la nube negra de la piratería. Así que Steve Jobs les propuso a seis sellos musicales agonizantes vender canciones sueltas a un dólar mediante iTunes, y se convirtió en el salvavidas del negocio.

Hoy, iTunes Music Store cuenta con un catálogo de seis millones de canciones, con cifras de descargas superiores a los 1.600 millones.

En el caso de Sonora, es una plataforma lanzada hace cinco años en Brasil, que ya tiene presencia en otros cuatro países de Latinoamérica y que, según Tiago Ramazzini, director de este producto para la región, tiene seis millones de usuarios gratuitos y 400.000 suscriptores pagos.

Y la tienda de Prodiscos (Entertainment Store) se abrió en Internet hace cuatro semanas y ya ha realizado más de 3.000 transacciones.

De hecho, la descarga legal de música es un negocio consolidado hace años en países industrializados (la firma consultora NPD Group calculó que el año pasado un 16,5 por ciento de los usuarios de Internet en EE. UU. compró música digital en línea), pero en Colombia no ha despegado. En un sondeo realizado en redes sociales, más del 74 por ciento de quienes lo respondieron dijo no haberlo hecho de manera legal en el país.

Esto debido a que la oferta era débil y a que servicios como iTunes no estaban presentes oficialmente, aceptando pagos con medios locales. Por eso, Colombia apenas se asoma al mercado de la música digital, que, según el informe anual de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (Ifpi), está avaluado este año en 4.600 millones de dólares, y cuyo volumen se ha multiplicado por 10 desde el año 2004.

"En América Latina, hasta el año pasado, este negocio estaba más enfocado en el lado de los teléfonos móviles -asegura José Luis Galán, vicepresidente de negocios de Sony Music para la región andina-, en el que formatos como los ringbacktones o tonos de espera lideran los ingresos. Sin embargo, para el 2012, con la llegada de los grandes actores del negocio digital, esta tendencia cambiará sustancialmente y podremos disfrutar de servicios de altísima calidad y precios al alcance de todos".

¿Qué cambia ahora?

Poder hacer pagos locales abre de par en par la puerta para millones de compatriotas que no habían podido comprar música digital. Estas transacciones se pueden hacer con cualquier tarjeta de crédito, pero algunas plataformas incluso aceptan una tarjeta débito o un bono de descarga que se compra en un almacén de discos y contiene una clave oculta (se raspa y aparece la clave).

"Cualquier camino que presente opciones para la venta legal de música significa ponerse al día con el mundo, porque estamos atrasados como cinco años", dice Iván Benavides, uno de los más prolíficos productores musicales del país, quien plantea una preocupación: las disqueras independientes tienen muy poco acceso a vender sus productos en las grandes tiendas digitales.

Esa es una de las diferencias entre iTunes o Sonora y un sitio web local como el de Prodiscos. "Los artistas independientes pueden tener con nosotros un contrato de distribución digital no exclusivo. En él, el artista me garantiza que tiene todos los derechos de autor y de intérprete y yo comercializo y le pago unos derechos", dice Gerardo Galvis, gerente de mercadeo de Prodiscos.

La oportunidad la han captado al vuelo los músicos nacionales: "Este tema de las descargas digitales ha cambiado por completo la forma de trabajar de las casas disqueras -dice desde Miami el cantante Andrés Cepeda-. Los artistas vivimos de nuestros performances, no de vender discos (...). La llegada de nuevas tiendas al país es tardía, pero necesaria. Hemos sido testarudos en no abrirnos a las nuevas posibilidades".

No solo descargas

Los servicios de una plataforma como iTunes o Sonora van más allá de descargar canciones al computador: también se pueden escuchar de manera gratuita bajo ciertas restricciones. Por ejemplo, en Sonora usted puede crear una lista de reproducción (playlist) en la que el sitio web le sugiera bandas o cantantes compatibles con tres nombres de artistas que usted haya seleccionado.

En iTunes, usted puede tener esa lista de reproducción con las canciones adquiridas no solamente en un dispositivo de Apple (iPod, iPhone, iPad), sino en un PC o Mac a través de la 'nube' de Internet con el servicio gratuito de iCloud.

También hay una especie de 'emisoras virtuales' (véase recuadro) y diferentes servicios adicionales, algunos gratuitos y otros por suscripción.

'Radios virtuales'

iTunes y Sonora también ofrecen una especie de 'emisoras virtuales' especializadas en géneros diversos, desde el pop hasta el tango o el flamenco. Son sucesiones de canciones programadas previamente y en ellas se puede interactuar con otros usuarios: si le gusta una canción, puede ver quién más la seleccionó. Varias de estas 'radios' intercalan avisos publicitarios e incluso hay emisoras con nombre y programación de un anunciante.

Y vienen más servicios de música digital

Dos compañías que también entrarán con fuerza al mercado de música en Internet son Google y Nokia.

La primera de ellas ya presentó Google Music, disponible solo en Estados Unidos, con más de ocho millones de canciones en su catálogo. Los usuarios pueden tener hasta 20.000 canciones en la 'nube' de Google gratis.

Nokia, por su parte, incluye en los nuevos teléfonos Lumia con Windows Phone 7 el sistema Nokia Radio, que permite crear emisoras personalizadas de tres artistas, también sin costo, para tener su música desde Internet en el teléfono y sin limitaciones.

Una sinfonía de números

Las cifras de la música digital reflejan su impacto

- 13 millones de pistas (canciones) han sido licenciadas por los sellos discográficos a los servicios de música digital.

- 400 servicios de música digital operaban en todo el mundo el año pasado.

- 6% crecieron en el 2010 los ingresos por venta de música digital en todo el mundo y se estima que para este año aumentarán a un ritmo mayor.

- 29% de los ingresos globales de las disqueras proviene de canales digitales. No obstante, este porcentaje tiende a crecer.

Tres opciones con pago local

Prodiscos (Entertainment St.)

www.prodiscos.com

www.entertainmentstore.com.co
Tiene convenio con disqueras locales y Universal. En proceso, Emi y Sony. Cuenta con más de 250.000 canciones y a final de año, serían 500.000. Cada canción cuesta entre 999 y 1.999 pesos (IVA incluido) y no solo se pueden pagar con tarjetas débito y crédito, sino que se pueden comprar bonos de descarga en tiendas de discos por 10.000 pesos.

Sonora (Terra)

www.sonora.com.co
Tiene música de los cuatro grandes sellos disqueros (Sony, Emi, Warner y Universal) y en su catálogo hay más de 3,5 millones de canciones. En su producto gratuito, puede oír hasta 20 horas mensuales de música y en sus radios (listas por género), hasta 40 canciones por mes. En el producto pago (12.900 pesos mensuales), escucha música de manera ilimitada y puede descargar 10 canciones al mes.

iTunes Music Store (Apple)

Comenzará operaciones esta semana en Colombia. Cuenta en su catálogo con más de seis millones de canciones de las principales disqueras. El costo por canción será de 1 a 1,5 dólares, en promedio (unos 2.500 pesos). Al momento de comprar la canción se pagará el equivalente, según la tasa del dólar del día. Ofrece además series de TV, películas, audiolibros y juegos, entre otros contenidos. Las canciones se bajan a un iPod, iPhone o iPad, y a un PC o Mac. Incluso, se podrán almacenar en el servicio en línea iCloud.

Fuente: El Tiempo Edición Impresa – Diciembre 13 de 2011

Recomendados