fbpx
02
Jue, Dic

Noticias 5G Colombia

El proceso de licitación del espectro electromagnético para telefonía celular de cuarta generación (4G), sobre el que ayer se hizo un debate en el Congreso, ha calentado el mercado de las telecomunicaciones. Claro es uno de los posibles ganadores de la licitación, pero es objeto de cuestionamientos desde varios ángulos.

La compañía del multimillonario mexicano Carlos Slim, que hasta hace algunas semanas no era Claro sino Comcel y Telmex, es el Goliat de la telefonía móvil. Y, según temen muchos, con esa licitación podría terminar siéndolo del internet, la telefonía en general y la televisión. Por cuenta de esa posibilidad le han surgido cada vez más cuestionamientos de diferentes lados - cuestionamientos que enrarecen la pelea por el espectro y que han hecho que algunos hablen de un "ToConClaro".

Estos son los principales cuestionamientos:

¿Se puede quedar con todos los mercados de telecomunicaciones?
Uno de los miedos de la subasta de 4G es que Claro termine traspasando su posición dominante en telefonía celular a internet y televisión, ya que la tecnología 4G permite una transmisión de datos mucho mayor, y promete desplazar las conexiones fijas a internet y televisión.

Esa, por lo menos, es la alarma que han encendido los senadores Juan Mario Laserna, del Partido Conservador, y Jorge Enrique Robledo, del Polo Democrático, citantes del debate de ayer. También lo han hecho los otros operadores actuales (Movistar, Tigo y UNE) y varios interesados en entrar al negocio, como Avantel, ETB y Emcali (ver artículo).

Por ahora hay una puja sobre cómo estructurar la licitación. El Ministerio y la Agencia Nacional del Espectro presentaron un primer borrador de resolución que indicaba cómo se haría el proceso. Después de recibir comentarios y de unos ‘retiros espirituales’, hace tres semanas publicaron un documento donde incluyen seis alternativas, que, por ejemplo, contemplan la posibilidad de reservar franjas a nuevos entrantes (ver artículo).

Comcel (hoy Claro) ha dicho que no se puede concluir que ellos vayan a quedar necesariamente en posición de dominio, y recuerda que en internet móvil hoy son terceros y Movistar es el líder. Además, ha argumentado que llegó a esa posición de dominio en libre competencia, y que la posición de dominio como tal no es reprochable, como sí lo es abusar de ella.

¿Dice mentiras?
Hace algunas semanas la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) le abrió a Claro una investigación para determinar si es cierto que infló las cifras de portabilidad numérica (ver artículo), supuestamente para mostrar a los usuarios que es el operador preferido. A
demás, desde principios de año, la Contraloría General está investigando a Telmex porque habría reportado menos suscriptores de los que tiene, presuntamente para pagar menos a los canales a los que está suscrita y a la DIAN. El presidente de Claro, Juan Carlos Archila, ha señalado que eso no es cierto (ver artículo). Dice que, por el contrario, han formalizado suscriptores de algunas de las pequeñas cableoperadoras que Telmex compró en años pasados.

¿Hace publicidad engañosa?
En los últimos cuatro meses, la SIC ha tomado varias decisiones contra Claro. Como entidad encargada de proteger al consumidor, multó a Claro por vender celulares con las bandas cerradas (ver artículo), por decir en su publicidad que entregaba módems inalámbricos a cero pesos cuando el usuario debía pagar el IVA, por anunciar internet móvil ilimitado en un plan que incluye una reducción de velocidad al superar un límite de datos bajados y por anunciar como tecnología 4G una tecnología que corresponde a 3.5G (ver artículo), entre otras. Aunque la SIC sanciona a decenas de empresas, la situación de Claro es tan llamativa que Dinero.com tituló “Una multa cada cinco horas para Carlos Slim (ver artículo)”. Al respecto, el presidente de Claro le dijo a El Tiempo que esas sanciones han sido infladas en los medios y que en segunda instancia la empresa ha logrado una gran reducción de las sanciones.

¿Presta un mal servicio?
Los usuarios se quejan cotidianamente por el servicio de Claro. En Twitter hay cuentas como Odio a Comcel, que tiene más de 2 mil seguidores, la nueva Odio a Claro, que tiene más de 300 seguidores. Y la molestia también aparece en casos individuales. Por ejemplo, el periodista Antonio Morales se refiere a “la banda de Claro”.

El superintendente de Industria y Comercio, José Miguel de La Calle, ha dicho que el 22 por ciento de todas las quejas que recibe la entidad provienen de usuarios de celulares, por lo que es normal que Claro sea objeto de una buena parte de ellas. La pregunta de sus competidores es ¿qué incentivos tiene para mejorar su atención al consumidor si mantiene su posición de dominio en la telefonía móvil y la amplía a otras áreas de las telecomunicaciones?

¿Evita medidas que previenen que abuse de su posición dominante?
Desde el 2009 la Comisión de Regulación de Comunicaciones, que es la entidad encargada de promover la competencia en ese sector, ha señalado que Claro tiene una posición de dominio en el mercado de la telefonía móvil. Es decir, que tiene una participación que le permite definir condiciones claves del mercado, como los precios. Efectivamente, según la Agencia Nacional del Espectro, encargada de la licitación de 4G, Claro tiene más del 62 por
ciento de los suscriptores de telefonía móvil y el 47 por ciento de televisión por suscripción, y en 2011 acaparó casi el 75 por ciento de todas las utilidades del sector (2,8 billones de pesos; los que le siguen no llegaron a 300 mil millones).

Por eso, la CRC preparó medidas dirigidas a evitar que Comcel (hoy Claro) siguiera tomándose el mercado, como los cargos asimétricos (hacer más caro que los usuarios de Comcel llamaran a otras redes) (ver artículo). Pero, cuando el director de la CRC, Carlos Rebellón, publicó borradores de esas medidas, incluyendo la muy criticada de obligar a Comcel a darle a conocer a sus competidores sus planes de ventas antes de ponerlos en ejecución, Comcel lo recusó porque en el pasado Rebellón fue asesor regulatorio de UNE, que es competencia de Claro. Hace un par de meses (ver artículo), Claro volvió a recusar a Rebellón por el borrador de otra medida.

Hace menos de dos semanas, varios competidores actuales y algunas empresas interesadas en entrar al negocio solicitaron al Procurador Alejandro Ordóñez que interviniera en el proceso entre la CRC y Claro. Desde marzo Movistar, Tigo y Une habían enviado una carta al Ministro de TIC, Diego Molano, argumentando que la recusación contra Rebellón busca demorar la aplicación de medidas en su contra. Claro ha respondido recordando que es la primera vez desde que existe Comcel que recusan a un funcionario, y que tienen todo el derecho de hacerlo. Además, señala que UNE quiere demorar la licitación para aprovechar que actualmente es el único operador autorizado para funcionar en 4G.

¿Se demora en pagar las deudas?
Una vieja demanda de la ETB contra Comcel terminó definitivamente en mayo de este año, cuando el Tribunal Andino de Justicia decidió que la empresa de Slim le debía pagar 200 mil millones a la ETB por haber perdido una vieja pelea jurídica. Sin embargo, la posición de Claro es que la decisión del Tribunal Andino es contra el Estado colombiano y no contra Comcel (es decir, que la ETB le tiene que cobrar a la Nación) (ver artículo). Finalmente a principios de agosto el Consejo de Estado ordenó a Comcel (Claro) pagar 134 mil millones de pesos (ver artículo). En medio de este enredo jurídico, Petro ha apretado a Comcel (Claro): aún la semana pasada recordó que la empresa no ha girado el dinero a la empresa, cuya mayoría accionaria está en cabeza del Distrito (ver artículo).

Janeth Zabala, presidente del sindicato de la ETB y de quien se rumora podría entrar a la junta directiva de la empresa, criticó a Comcel por esa misma demora “Queremos que los señores de Comcel, Claro le devuelvan los dineros que le tienen que reintegrar a ETB 134 mil millones de pesos”, dijo.

Fuente: La Silla Vacía – Septiembre 4 de 2012

Recomendados