24
Fri, Nov

Vida social, en lo que más usan los colombianos el celular
Telecomunicaciones
Herramientas
Tipografía

Los ciudadanos utilizan cuatro horas al día su teléfono y 3,4 horas las invierten en navegar. El precio máximo que los encuestados están dispuestos a pagar por un plan de datos es de 41.363 pesos.

Los ciudadanos utilizan cuatro horas al día su teléfono y 3,4 horas las invierten en navegar. El precio máximo que los encuestados están dispuestos a pagar por un plan de datos es de 41.363 pesos.

Un estudio de la Asociación de la Industria Móvil de Colombia (Asomóvil) que busca identificar los hábitos de uso de telecomunicaciones móviles en el país revela que los colombianos utilizan en promedio cuatro horas al día el celular y unas 3,4 horas de su tiempo diario para navegar.

El informe tuvo en cuenta las variables de apropiación móvil, uso productivo, navegación, cercanía emocional y seguridad móvil que fueron utilizadas por la entidad para crear el índice de economía digital en Colombia, que, según el estudio, se ubica en un 65 por ciento.

Sobre el primer punto, la encuesta muestra que los momentos del día que más son utilizados para revisar el celular son antes de acostarse (77 por ciento), al despertar (75 por ciento), mirando televisión (54 por ciento), en el trabajo o estudio (49 por ciento), de camino al trabajo (42 por ciento) y durante el almuerzo (39 por ciento).

Ante la pregunta ¿qué tanto necesita usted de su celular? El 56,3 por ciento respondió que lo necesita; el 34 por ciento, algunas veces, mientras que el 8 por ciento dijo no necesitarlo. El promedio de minutos que pasan los colombianos sin revisar su dispositivo móvil en una hora es de 28 minutos. “La gente tiene una gran cercanía emocional con las telecomunicaciones, específicamente con el celular”, señaló Nancy Patricia Gutiérrez, presidenta de Asomóvil. Sin embargo, agregó que “hay unos indicadores preocupantes como el del uso productivo, que llega al 54 por ciento y el de navegación, que es de 57 por ciento; estos revelan que cerca de la mitad de la población no está aprovechando las oportunidades del internet y las telecomunicaciones”.

 “Hay una brecha digital grande porque de 49 millones de personas, solo 23 millones son usuarios de internet móvil. El acceso a internet fijo también está concentrado en los estratos más altos; en los más bajos hay cerca de 7 millones de hogares que no tienen acceso”, agrega.

Para Gutiérrez, otro punto preocupante tiene que ver con el uso que le dan los colombianos a internet. De acuerdo con los resultados, los encuestados navegan para llevar su vida social (63 por ciento), hacer búsquedas de información (59 por ciento), mantenerse actualizados (41 por ciento), ver películas y videos (23 por ciento), teletrabajo (20 por ciento), juegos (18 por ciento), salud y cuidado personal (16 por ciento), educación (12 por ciento) y transporte y movilidad (10 por ciento). “El consumo se utiliza básicamente para vida social, pero lo que tiene que ver con teletrabajo, educación, salud y productividad está muy por debajo. Falta todavía que la gente aprenda a hacer un buen uso de los datos y de internet”, aseguró Gutiérrez, quien agregó que lo más importante es que las personas “tengan acceso al servicio de internet y sepan usarlo ,y para lograrlo “se requiere, entre otras cosas, más inversión en infraestructura”.

La encuesta también indagó sobre la importancia de los planes móviles. El 45 por ciento dijo que estos planes hacen parte de su canasta familiar, mientras que el 55 por ciento respondió negativamente. El precio máximo que los encuestados están dispuestos a pagar por un plan de datos es de 41.363 pesos. “La reforma tributaria fijó ese monto para que no esté gravado con el impuesto al consumo, así que esta puede ser una razón de ese promedio”, dijo Gutiérrez.

Sobre el uso productivo del móvil, la encuesta revela que el celular es el principal medio de información del 66 por ciento, mientras que 37 por ciento encuentra bastante relación entre el uso del celular y su productividad laboral. Entre tanto, 70 por ciento considera que los smartphones ayudan a enfocarse en las labores cotidianas, mientras que para 29 por ciento genera un efecto contrario.

En cuanto a navegación móvil, el 56 por ciento dijo comunicarse a través de aplicaciones móviles mientras que el 43 por ciento afirmó hacerlo a través de llamadas de voz y mensajes de texto. Las apps más utilizadas para comunicación son WhatsApp con un 93 por ciento, Facebook con el 41 por ciento, Gmail con 11 por ciento, Facebook Messenger con 10 por ciento, YouTube e Instagram con 8 por ciento.

Sobre la cercanía emocional, el informe destaca que un 56 por ciento considera que el uso del celular fortalece su vínculo familiar.

Por otro lado los aspectos que más les gusta a los ciudadanos del teléfono son el facilitar la comunicación (contactos, chats, llamadas y mensajes) con un 22 por ciento; manejo y descarga de aplicaciones (11 por ciento); cámara y calidad en la fotografía (10 por ciento); funcionalidad: juegos, música, videos, búsquedas, entretenimiento, trabajos (9 por ciento).

Además, los puntos que se tienen en cuenta para decidir la compra de un celular son las características funcionales como el sistema operativo, la memoria RAM, el procesador, la resistencia y la memoria interna, con un 70 por ciento; las características sociales (porque está de moda, es el último lanzado en el mercado, mis amigos lo utilizan) con un 10 por ciento; las características de personalidad (porque es el mejor que se ajusta a mi trabajo, a mi vida social o porque me gusta la marca) con el mismo porcentaje y las características emocionales con un 8 por ciento que hacen referencia a la protección de datos y la sensación de seguridad y confianza que brinda la marca.

Finalmente, respecto a la seguridad móvil, el 33 por ciento dijo que en su celular guarda mucha información privada y al 47 por ciento le han robado el celular alguna vez. Los lugares en los que menos se sienten seguros utilizando el celular son la calle con un 84 por ciento, un bus con un 78 por ciento y los parques con un 47 por ciento. Las razones por las que las personas cambiaron su celular en el último año fueron por actualización de tecnología (33 por ciento), daño (32 por ciento), robo (17 por ciento) y pérdida (13 por ciento).

Igualmente, el 75 por ciento afirmó que las llamadas desde un celular son seguras mientras que el 24 por ciento dijo que son inseguras. El 51 por ciento dijo que se siente seguro al momento de navegar, mientras el 42 por ciento respondió que medianamente seguro y el 6 por ciento inseguro.

Fuente: El Tiempo – Noviembre 9 de 2017

Add comment