22
Mon, May

En Colombia, más de US$50 millones se invierten en desarrollo digital
Telecomunicaciones
Herramientas
Tipografía

La apuesta de Colombia es volverse más influyente en el desarrollo de tecnología en la región. Esa ha sido la bandera para el aumento de la conexión a internet en las zonas rurales del país y la formación de más profesionales en el área de tecnologías de la información.

La apuesta de Colombia es volverse más influyente en el desarrollo de tecnología en la región. Esa ha sido la bandera para el aumento de la conexión a internet en las zonas rurales del país y la formación de más profesionales en el área de tecnologías de la información.

No obstante, las aplicaciones terminan siendo un segmento muy pequeño si se compara con lo que mueve la economía digital, donde se pueden triplicar las inversiones. En el país por algunos proyectos se paga hasta US$50 millones.

Ahora, a pesar de que es un mercado en crecimiento, los resultados empiezan a verse en las diferentes mediciones globales. Para 2016, Colombia ya se encuentra en el top cinco de los países con más innovación en lo concerniente a seguridad digital, según el ranking realizado por la firma HackerRank.  

Por dominios como Java, el liderato lo lleva Europa en el que el ranking de los cinco países más desarrollados en esta materia lo lidera Polonia, seguido de Bulgaria, Hungría, Suiza y Rusia. Sin embargo, a la hora de evaluar a los mejores programadores, China aventaja al resto del mundo debido principalmente a la especialización en matemáticas mientras que, por ejemplo, Rusia es más fuerte en lo concerniente a algoritmos.  

En lo referente a aplicaciones en el país, el desarrollo, según cifras del Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), generó en 2016 unas ventas cercanas a los $72.000 millones. Entre los esfuerzos gubernamentales se destaca Apps.co como una plataforma de emprendimiento que ha creado 600 aplicaciones.  

Para el viceministro general de las TIC, Juan Sebastián Rozo, en el caso de los emprendimientos en etapa avanzada, el estudio realizado en el segundo semestre del 2016, muestra que estos impactan en educación; hotelería y turismo; cuidado y salud; entretenimiento; restaurantes; consumo y publicidad; transporte, y automotriz. “La investigación revela los diferentes perfiles de clientes y los clasifica en: comerciales nacionales (55%), consumidor o usuario final (22%), ONG (7%), empresas extranjeras (8%), y Gobierno Nacional (7%)”, señala el funcionario. 

Otra visión tiene Felipe Borrero, director de Calipso, al señalar que el país, en materia de desarrollo de software, si se compara con la región tiene varios obstáculos aún por resolver. “La evaluación que uno hace es que el país se encuentra en buen camino frente a la región porque es de los que más desarrollo presenta pero que lamentablemente tiene una crisis y es la escasez de personal calificado”, señala. 

Una de las dinámicas del mercado laboral de la tecnología que más frecuentemente se presenta es la devaluación. La razón es que los ingresos en dólares son más atractivos que los trabajos ofrecidos por las empresas nacionales. “Una persona que en un contrato acá gane $3 millones fácilmente puede conseguir uno en el exterior por US$3.000 y eso lleva a que se genere pérdida de talento”, agregó Borrero.   

En cuanto a costos, el país mantiene una competitividad frente a la región por cuenta de su ubicación geográfica. El director de Calipso señala que “diariamente pueden recibirse hasta 15 propuestas de diferentes partes del mundo para el desarrollo de aplicaciones pero las experiencias se traumatizan en la selección del personal idóneo que se termina reflejando en la calidad”. 

En tanto, Andrés Barreto, fundador de Socialatom Group, considera que uno de los factores que más influye en la competitividad del país en esta materia es su estabilidad política y económica. “Si bien Argentina tiene más ingenieros graduados que Colombia, ellos no están tan cerca de los mercados más rentables como Estados Unidos y esa es la razón por la que vemos que muchas empresas se están trasladando al país”. 

Lo que deja claro Barreto es que el desarrollo de aplicaciones es un segmento aún muy pequeño dentro de la economía  digital. “Si bien la facturación es de $70.000 millones en aplicaciones, esto puede ser muy pequeño si se tiene en cuenta que en la creación de otros productos digitales hemos logrado recibir inversiones por más de US$50 millones que en pesos a esta tasa de cambio podrían llegar a $150.000 millones”. 

Finalmente, la economía digital, sumada a la industria cultural, podría llegar a mover en el país hasta dos puntos del PIB, de acuerdo con el Dane. De ahí el interés del ministro David Luna  por llegar a la meta de entrenar 90.000 colombianos en  Apps.co.

Fuente: La República – Febrero 6 de 2017

Add comment