19
Mon, Nov

Impuestos a los gigantes de internet dividen a la Unión Europea
Noticias Tecnológicas
Herramientas
Tipografía

Pedirían implementar la medida hasta tener un acuerdo global por temor a represalias de EE.UU. 

Pedirían implementar la medida hasta tener un acuerdo global por temor a represalias de EE.UU. 

La Unión Europea (UE) está dividida en su plan para cobrar impuestos en la facturación de grandes empresas de internet como Facebook, Alphabet y Amazon, aunque, por temor a represalias de Estados Unidos podrían retrasar su aplicación hasta alcanzar un acuerdo global, según dijeron este martes altos funcionarios.

La Comisión ejecutiva de la UE habría propuesto en el mes de marzo, implementar un impuesto del 3 por ciento sobre los ingresos digitales de grandes empresas de internet, acusadas de evitar impuestos al transferir sus ganancias a países con impuestos más bajos.

Sin embargo, un gran número miembros de la Unión Europea no está de acuerdo con la medida que requiere el apoyo de 28 estados.

El esfuerzo de la Comisión para crear un sistema que garantice que las empresas de Internet paguen impuestos adecuados se ha llevado a cabo en paralelo con un estudio de enfoque multilateral o de cooperación para el desarrollo, dirigido por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

"Es muy difícil ver un acuerdo sobre el impuesto digital porque todavía no se resuelven muchos problemas técnicos", dijo Kristian Jensen, ministro de Finanzas de Dinamarca, al margen de una reunión de ministros de finanzas de la UE.

Jensen añadió que el impuesto propuesto se diseñó de una manera que afectaría principalmente a las empresas estadounidenses, y, por lo tanto, podría atraer represalias estadounidenses. 

Según algunos funcionarios de la UE, sus comentarios hicieron eco durante una reunión la semana pasada entre varios diplomáticos de la mesa, dentro de los que se encuentran Alemania, Suecia, Irlanda y Malta.

Por su parte, Francia, principal defensor del impuesto, propuso en septiembre una cláusula de extinción para convencer a los estados en contra de la medida. El martes, sugirió que podría apoyar que la OCDE pueda terminar su análisis para implementar un nuevo sistema tributario.

"Debe haber una adopción de una directiva sobre impuestos digitales para fines de este año", dijo el ministro de Finanzas, Bruno Le Maire, utilizando el término para las leyes de la UE. 

Los estados de la UE están discutiendo dos opciones puestas sobre la mesa por la Comisión Europea. El plan más ambicioso implicaría un impuesto sobre el volumen de negocios de las empresas digitales impuesto unilateralmente por la UE antes de que se alcance un acuerdo a nivel mundial.

Este enfoque es inconcebible por varios miembros, incluidos algunos países pequeños como Irlanda, donde muchas empresas de tecnología registran ganancias en ventas en varios territorios de la UE.

La segunda opción, que hasta el momento se desestima, pasa por revisar las reglas impositivas para que los impuestos se impongan a las compañías de acuerdo a su "presencia digital" en un estado. Esta opción tardaría más en aplicarse y estaría en línea con el trabajo desarrollado por la OCDE.

"Esperamos poder tener una decisión unánime que vaya por el camino de la OCDE", concluyó Jensen.

Fuente: El Tiempo – Noviembre 7 de 2018

Add comment


Security code
Refresh