24
Mon, Sep

Los primeros pasos de AT&T que podrían cambiar cómo usamos internet
Noticias Tecnológicas
Herramientas
Tipografía

El gigante estadounidense usará contenidos de Time Warner para ganar clientes de planes de datos.

El gigante estadounidense usará contenidos de Time Warner para ganar clientes de planes de datos.

AT&T, el mayor proveedor de servicios de telefonía, internet y televisión por cable en EE. UU., lanzará la próxima semana dos nuevos planes ilimitados de internet inalámbrico. Ambos incluirán un nuevo servicio de transmisión de video llamado WatchTV, un modelo que, según analistas, podría marcar el futuro de la industria. 

El operador ofrecerá conexión y contenidos al mismo tiempo, un modelo que ha sido ampliamente criticado por los principios internacionales de neutralidad de la red y que es posible después de la decisión de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de EE. UU. de derogar una ley de la administración Obama que consagraba dicho principio.

Los anuncios de AT&T llegan después de recibir permiso judicial para adquirir al gigante de contenidos Time Warner, que es dueño de HBO, DC Comics, CNN y Warner Brothers, entre otras reconocidas marcas. 

"Este es el primer paso para transformar cómo se crea, distribuye y consume el contenido", dijo en una entrevista David Christopher, presidente de movilidad y entretenimiento de AT&T.

AT&T, que sería la segunda operadora más grande de servicios de internet en EE. UU., utilizará el contenido que adquiere de Time Warner, incluyendo canales de televisión como TBS y TNT, para impulsar las ventas de sus planes de datos.

WatchTV, que tendrá más de 30 canales en vivo (pero no canales de noticias locales o deportivos), será gratuito para los clientes de los nuevos planes inalámbricos.

También podrá usarse de forma independiente, por un costo mensual de 15 dólares. Se indicó, además, que clientes que se inscriban en el plan inalámbrico de mayor precio obtendrían canales premium como HBO.

Por su parte, AT&T ha defendido la fusión con Time Warner argumentando que es el único camino para competir con plataformas tecnológicas como Netflix, que amenazan con sacar del mercado a los actores tradicionales de televisión por cable. 

En 2015, el operador adquirió a DirecTV en una transacción por 49.000 millones de dólares.

Expertos internacionales han advertido que el ofrecimiento de 'contenidos gratuitos' por parte de operadores de telecomunicaciones es una práctica conocida como 'Zero Rating'. 

En septiembre pasado, el experto en neutralidad de la red Christopher Marsden, investigador de universidades como Essex y Oxford, aseguró que esa práctica amenaza la libre competencia y afecta a los usuarios. 

Marsden explicó que cuando algunas empresas cuentan con posiciones de ventaja en el mercado (como por ejemplo una red social que es gratis, mientras que otras no), se crean barreras y dificultades para el surgimiento y la creación de nuevas alternativas. 

Por ejemplo, a propósito del servicio de AT&T, difícilmente podrá surgir un servicio que pueda convencer a los consumidores de pagar por otros contenidos cuando podrán acceder sin costo extra a canales de televisión paga como HBO. 

Pero, además, según el experto, si ese uso ‘gratuito’ es ilimitado en el tiempo, se reducen aún más las posibilidades de que los usuarios conozcan, prueben y utilicen otros servicios diferentes, que podrían tener costo por no ser parte de la alianza con los operadores - o en casos más recientes, por no ser propiedad de los operadores.

Esta situación se ve agravada por el fin de la neutralidad de la red. La neutralidad es un principio internacional que surgió de los mismos creadores de internet, en EE. UU., y estaba consolidada como ley desde 2015. 

Después de la entrada en vigencia, el pasado 11 de junio, de una decisión de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) que derogó dicha ley, aprobada en el mandato del presidente Barack Obama, los gigantes de telecomunicaciones como Comcast, Verizon y AT&T salieron beneficiados.

El principio ha buscado evitar el abuso de poder por parte de los operadores para controlar el tráfico de datos en sus redes a su antojo. 

Al proveer servicios de conexión, los operadores tienen conocimiento de qué tipo de contenidos viajan en sus redes y podrían -especialmente después de la decisión de la FCC- priorizar algunos contenidos sobre otros y ofrecer 'vías rápidas' a quienes paguen más por ello.

Un juez federal aprobó a principios de este mes la fusión de AT&T y Time Warner, lo que representa una victoria para AT&T, que venció pese a la resistencia del Departamento de Justicia y la Casa Blanca. 

Para el Ejecutivo, que llegó a presentar una demanda para detener el trato, la fusión daría a AT&T una "influencia desleal" sobre los proveedores rivales de televisión paga.

Fuente: El Tiempo – Junio 22 de 2018

Add comment