25
Mon, Sep

Las casetas telefónicas. Cómo seguir utilizando algo que ya parece obsoleto
Otras Empresas
Herramientas
Tipografía

En Madrid, existen 1,000 cabinas telefónicas que se utilizan en promedio solo una vez al día. En Medellín, TigoUNE mediante su campaña Payphone Bank ha logrado que la gente tenga una cuenta de ahorros mediante el depósito de monedas a un teléfono público.

En Madrid, existen 1,000 cabinas telefónicas que se utilizan en promedio solo una vez al día. En Medellín, TigoUNE mediante su campaña Payphone Bank ha logrado que la gente tenga una cuenta de ahorros mediante el depósito de monedas a un teléfono público.

Superman en nuestros días no tendría un lugar donde cambiar a su traje de superhéroe. Les podría asegurar que los niños de nuestros días no tienen idea de que se podían hacer llamadas de un teléfono fijo en la calle.

La telefonía pública existe en nuestro país más o menos desde la década de los 60 del siglo pasado. Estos tipo de telefonía fue una parte muy importante del desarrollo de telecomunicaciones de nuestro país. En 1985, cuando el temblor que tuvo la Ciudad de México, el cobro de las casetas telefónicas fue suspendido para que los afectados pudieran comunicarse con sus seres queridos al tener las líneas de su casa dañadas.

El problema de la antena parabólica

Hace muchos años en mi casa tuvimos un sistema de televisión satelital basado en una gran antena parabólica conectada a un descodificador de señal donde podíamos ver, en su gran mayoría, canales de programación de los Estados Unidos. Con el tiempo esas antenas quedaron obsoletas y se comenzaron a ver como un símbolo de una casa de los años 80. Después de mucho tiempo, mi padre decidió deshacerse de esta antena pues no servía para nada tenerla ahí y con el tiempo y la oxidación, podría ser peligrosa.

Lo mismo le está sucediendo el teléfono público.

El teléfono público en Europa

En Madrid, existen 1,000 cabinas telefónicas que se utilizan en promedio solo una vez al día. La concesión de las casetas quedó desierta el año pasado, obligando a que Telefónica se hiciera cargo de ellas. En Francia, Bélgica y Dinamarca han dejado de ser un servicio público. En Italia las están retirando poco a poco. En Alemania no existe el servicio como tal.

Los signos de los tiempos nos muestran que estas instalaciones quedaron ya obsoletas y que la mayoría de las personas se comunica con los demás vía celular.

¿Qué hacer con las casetas que aún quedan instaladas?

Las casetas en México

En México  el uso del teléfono público también ha disminuido, pero las instalaciones están siendo aprovechadas de otra manera. Las compañías están cambiando el modelo de negocio, buscando aprovechar la capacidad instalada.

En la Ciudad de México, las casetas instaladas sirven como espacio para anunciantes, puntos de conexión para internet, cámaras de seguridad, conexión con las autoridades de protección civil y el C4.  Esta nueva manera de utilizar la caseta telefónica le trae ingresos a los dueños con una manera diferente de uso.

En Colombia, la empresa TigoUne, mediante su campaña Payphone Bank ha logrado que la gente tenga una cuenta de ahorros mediante el depósito de monedas a un teléfono público.

La creatividad ha logrado que algo que parecía obsoleto y sin uso, pueda ser aprovechado. ¿Cuántas cosas que pensamos que ya no se pueden utilizar y desechamos pueden obtener un nuevo uso? Hay muchas oportunidades de negocio en instalaciones que parecen inútiles y con el debido arreglo pueden ser útiles de nuevo, aunque sea de otra manera.

Fuente: SDP noticias – Julio 12 de 2017

Add comment