Concejo de Medellín, a definir el futuro de UNE PDF Imprimir E-mail
Noticias - Noticias Tigo
AddThis Social Bookmark Button

‘La convergencia de servicios solo podrá fortalecer a la empresa resultante’, dicen expertos. En manos del Concejo de Medellín está el aval a la eventual fusión de UNE EPM Telecomunicaciones y la casa matriz de Tigo, Millicom.

Se espera que sea uno de los primeros temas que aborde el cabildo una vez comience sesiones este viernes primero de marzo, pues urge una decisión para definir la participación de las dos empresas en la largamente esperada subasta de espectro de 4G (alta velocidad).

Pero el tema central no es la premura por la subasta de espectro. La discusión fundamental se enfocará hacia la privatización de una porción de una de las filiales de Empresas Públicas de Medellín (EPM), símbolo de eficiencia entre sus similares en Colombia y la región, y la joya de la corona de la alcaldía de Aníbal Gaviria, quien respalda el proceso.

El 4 de febrero, Millicom y EPM anunciaron la firma de un acuerdo de entendimiento para fusionar sus operaciones de telecomunicaciones (Tigo y UNE) en una compañía de capital mixto que estará bajo el control de la empresa sueca y cuya sede estará ubicada en la capital antioqueña. Cabe señalar que UNE EPM posee el 25 por ciento de Tigo; la ETB, el otro 25, y la sueca, el 50 por cierto.

Por tratarse de una compañía pública, el tema debe ser discutido y aprobado por el Concejo antes de llegar a un acuerdo definitivo, para luego solicitar el visto bueno de la Superintendencia de Industria y Comercio, lo que pude tomar hasta el segundo semestre del año.

En el país hay experiencias en este tipo de acuerdos: por un lado está la compra del 52 por ciento de Telecom por parte de Telefónica, en 853.000 millones de pesos en el 2006. Compañía que luego, en el 2012, se fusionó con la operación móvil de la española (Movistar), dejando al Estado con el 30 por ciento de participación en la nueva empresa.

En el otro extremo está la frustrada búsqueda de lo que se llamó un ‘socio estratégico’ para la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), negada por el Concejo de la capital del país en el 2011, tras un tortuoso camino de dos años que enfrentó a la administración de la compañía y al Distrito con los sindicatos de la empresa, grupos políticos y analistas que criticaron el proceso por “inconveniente para las finanzas de la capital del país”.

Hoy, tal y como lo vaticinaron los que impulsaron la búsqueda de un socio estratégico en su momento para la entidad capitalina, después de ser la principal empresa del sector, la ETB pierde cada vez más relevancia.

En el caso del acuerdo Millicom-EPM hay dudas en algunos sectores antioqueños, como los planteados por el economista Guillermo Maya Muñoz en el diario ‘El Mundo’, que recuerda costosas decisiones empresariales como la incursión de Empresas Públicas en Colombia Móvil (Ola) y la compra de Orbitel por 80 millones de dólares a sus socios privados en el 2006.

Respaldo en el sector

Ahora bien, las fusiones e integraciones empresariales son una tendencia mundial, prueba de ello son Claro (Telmex y Comcel) y Movistar (Telefónica Telecom y Movistar). “Hace carrera en el mundo competir con todos los servicios”, explicó Julián Cardona, presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros (Aciem).

Ante la posible fusión de las dos empresas, tres expertos consultados coincidieron en que se trata de una movida conveniente para las dos compañías.

Daniel Medina, exministro de las TIC, aseguró que “es un tema absolutamente necesario para las dos empresas. Colombia es uno de los países con mayor concentración (de clientes y facturación) en el sector de las telecomunicaciones, donde a un operador que solo está en un segmento, bien sea móvil, fijo o televisión, le queda muy difícil competir de manera masiva”.

“La convergencia empresarial y de servicios de estas compañías solo podrá fortalecerlas, pues sus operaciones se complementan”, dijo Julián Cardona.

Entre tanto, Wally Sawin, vicepresidente de mercados emergentes del Yankee Group, resaltó el beneficio que significa la fusión para UNE, pues le traerá menores precios en la adquisición de infraestructura para redes fijas y móviles, debido a las economías de escala que se generarán; además recibirá la experiencia de una multinacional en el mercadeo y despliegue de la banda ancha móvil, algo que las empresas locales aún no han aprendido, según su criterio.

Medina, en concordancia, también señaló que los ahorros para UNE en el despliegue de servicios móviles, como el 4G, sobre la infraestructura de Tigo pueden llegar al 70 por ciento. Cabe recordar que el operador paisa perdió 155.629 millones de pesos en el tercer trimestre del 2012, en buena parte por las inversiones en infraestructura emprendidas para montar su red de banda ancha móvil de 4G, único servicio de LTE en estos momentos en Colombia.

Otro experto consultado señaló que una fusión evitará que los riesgos de pérdidas de la operación fija de UNE, ya madura, se vean reflejados en los balances de EPM, lo que impacta la variable de las transferencias que esa compañía entrega al municipio (que este año se espera que alcancen los 900.000 millones de pesos), de tal forma que bajo el control de Millicom solo los dividendos irán a la compañía de Medellín.

Fuente: www.portafolio.co - Marzo 1 de 2013

 

Escribir un comentario

Recuerda ser cordial y usar un lenguaje apropiado en tus comentarios.


Código de seguridad
Refescar

 

Últimos Comentarios


Powered by Easytagcloud v2.0
 

Síguenos en

 

Twitter Facebook

 RSS

 

Noticias en tu correo

Suscríbete gratis. Ingresa tú email:

Potenciado por FeedBurner

Suscríbete

Suscríbete a Comunidad OLA/Tigo

Add to Google Reader or Homepage