19
Sat, Aug

Ruptura de Disney con Netflix no afectará a Colombia
Noticias Tecnológicas
Herramientas
Tipografía

A partir de 2019, la firma de Mickey Mouse ofrecerá su propio servicio de 'streaming' en EE. UU. La continuidad de las producciones de Disney en Netflix está sujeta a nuevas negociaciones.

A partir de 2019, la firma de Mickey Mouse ofrecerá su propio servicio de 'streaming' en EE. UU. La continuidad de las producciones de Disney en Netflix está sujeta a nuevas negociaciones.

No cabe duda de que Netflix logró transformar la manera en que millones de usuarios de más de 190 países se relacionan con su televisor (o su teléfono, computador o tableta). Esto obedece en gran medida a contenido original como 'House of Cards' o 'Stranger Things', pero también a la presencia de películas de sagas como las de 'Piratas del Caribe', 'Toy Story', 'Star Wars' o el universo cinematográfico de Marvel.

¿Qué tienen en común todas esas propiedades? Que junto a cintas animadas como Pocahontas o Tarzán, están bajo el sello Disney. De allí la preocupación de muchos cuando se anunció, este martes, que la compañía dejará de suministrar nuevas películas a Netflix desde el 2019 y lanzará su propio servicio de transmisión de contenido multimedia por internet.

La medida, si se examina en el momento que vive la empresa, tiene sentido: como dueña de propiedades tan valiosas como las mencionadas, Disney es la marca más rentable en el panorama del entretenimiento en EE. UU., y su modelo convergente le permite explotar sus personajes e historias más allá del cine y la televisión, en sus parques y toda clase de 'merchandising'.

Al optar por distribuir de manera autónoma sus contenidos, Disney sigue los pasos de otros nombres de referencia como HBO, que tienen contenido exclusivo por el que los usuarios estarían dispuestos a pagar.

Sin embargo, no es un camino exento de riesgos: numerosas voces se han alzado para advertir de la fatiga que puede suponer la existencia de múltiples plataformas de streaming, que lleven a los usuarios a tener que recordar en qué aplicación pueden ver qué contenido, en lugar de acceder a la cómoda agregación de servicios como Netflix o Hulu. El riesgo, explican, es que pasemos de ‘canalear’ a ‘aplicacionar’ hasta encontrar lo que queremos ver.

O a lo mejor no. Es posible que el desarrollo de televisores cada vez más inteligentes (por no hablar de smartphones y computadores) evite esta molestia y, al final, usted no tenga que preocuparse de recordar en dónde está viendo cada cosa.

Claro, siempre y cuando pague la factura.

Esa es otra consideración. ¿Cuántos servicios de streaming está dispuesto a pagar? Para seguir viendo 'Game of Thrones', seguirle la pista a 'House of Cards', no desactualizarse de 'Preacher' y poder disfrutar de 'American Gods', un usuario tendría que contratar HBO, Netflix, Hulu, Crackle y Amazon Prime. Eso, sin contar con el servicio de cable que siempre ha pagado, gracias al cual puede usar las apps de Fox o TNT.

¿La buena noticia? El ‘divorcio’ entre Disney y Netflix no afectará a los usuarios de América Latina. Los interesados en seguir viendo las series de Marvel, o en que sus niños puedan seguir viendo 'Buscando a Nemo' o 'Enredados', probablemente se sientan aliviados de saber que la continuidad de estos contenidos está sujeta a nuevas negociaciones, que se realizarán de la misma manera en que siempre se han realizado. El nuevo servicio de Disney en EE. UU. no afecta ese paisaje… por ahora

En un comunicado, Netflix señaló que "los miembros de Netflix en Estados Unidos podrán ver las películas de Disney hasta finales de 2019, incluyendo todas las películas nuevas que se estrenen en cines durante el resto del 2018. Continuaremos haciendo negocios con Walt Disney Company a nivel global en muchos frentes, incluyendo nuestra continua relación con Marvel TV". La firma enfatizó que el nuevo servicio no afecta los contenidos de ABC, ni el acuerdo con Marvel para la producción de series, como 'Daredevil' o 'Jessica Jones'.

Mientras tanto, el fin del acuerdo empieza a causar efectos: Netflix compró esta semana la firma Millarworld, especializada en cómics y propietaria de títulos como Kingsman y Kick-Ass. Es la primera adquisición de la compañía que, parece obvio, está buscando hacerse a sus propios superhéroes. Es un evento significativo, que recuerda las transacciones que llevaron a Warner Bros a comprar DC Comics en los 60 y, apenas hace ocho años, a Disney a comprar Marvel. El panorama actual del cine y la televisión no sería lo mismo si no se hubieran cerrado esos dos tratos.

Disney también anunció un servicio de streaming para su canal de deportes, ESPN, que deberá comenzar a operar en 2018.

Fuente: El Tiempo – Agosto 10 de 2017

Add comment